Grave equivocación poco democrática

Noticias destacadas de Opinión

La decisión de no subsidiar a tiempo las nóminas de las empresas y no evitar el despido de millones de trabajadores puede ser una de las grandes equivocaciones de política económica y social.

En contravía de lo que hicieron rápidamente muchos países del mundo ante la pandemia —salvar empleos subsidiando buena parte de las nóminas—, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tomó la decisión de no subsidiar a las empresas, sino ofrecerles créditos garantizados. Primero gastó semanas críticas en negociar montos de las garantías con los bancos. Luego, semanas más esperando a que los créditos fluyeran, a pesar de que los noticieros informaban diariamente que muchísimas micro y pequeñas empresas no estaban siendo consideradas objeto de crédito.

 

Comparte en redes: