Por: Santiago Villa

¿Graves irregularidades? Semana cuatro

¿Hubo irregularidades en la forma como se redujo el esquema de seguridad de Ludys Pedraza? La Agencia Nacional de Protección dice que no, pero la doctora Pedraza hace graves acusaciones.

El Comité de Seguimiento de Medidas de la Agencia Nacional de Protección (CSM) acusó a Ludys Pedraza de que se empleaba el esquema de seguridad por personas diferentes a ella, de exigir a sus escoltas realizar actividades que no correspondían a su función, de cobrarles dinero a los escoltas y de cambiar por dinero los vales de combustible del esquema de protección. 

“A mí se me está violando el derecho a la presunción de inocencia, a la legítima defensa, a la réplica y al debido proceso”, respondió Ludys Pedraza en un oficio dirigido a Andrés Villamizar, de la Agencia Nacional de Protección, a la Procuraduría General de la Nación, a la Defensoría del Pueblo, a la Fiscalía General de la Nación, a la Mesa Departamental de Víctimas y al representante Iván Cepeda. 

En una entrevista que sostuve ayer con ella me dijo: “A mí me está acusando por el informe que presentó un escolta con el que tuve un altercado porque él quería devolverse para Bogotá, donde tiene la familia”. El otro escolta de Ludys Pedraza, dijo ella, no corroboró la información que presentó el antiguo miembro de su esquema de seguridad. “Un escolta está para protegerlo a uno y en cambio lo pone a uno en riesgo. Al primero que llega con un chisme le creen sin pruebas y sin corroborar la información. Aquí nunca vino un funcionario a hablar conmigo o a hacer un avalúo de mi situación de seguridad”.

Yo tampoco sé si existen pruebas de lo que se le acusa a Ludys Pedraza. Cuando el doctor Villamizar habla de estas acusaciones, dice que son “presuntas” acusaciones. Es decir, él tampoco tiene la certeza. Por eso asumo que él tampoco tiene pruebas más allá de un testimonio. Sin embargo, con base a presunciones se redujo el esquema de seguridad de Ludys Pedraza, y se tomaron decisiones de las que podría depender su vida, y la defensa de las víctimas de violaciones de derechos humanos en casos de restitución de tierras contra las multinacionales Drummond y Glencore Xstrata. 

Uno de los grandes problemas que sobrellevan los defensores de víctimas en Colombia es que la carga probatoria pareciera jugar en contra de ellas cuando solicitan protección del Estado. Como si se hiciera lo posible por no protegerlas, y sólo se aplican las medidas de protección cuando ya no hay más remedio. Cuando se agotaron todas las demás posibilidades y el defensor de víctimas, aun así, sobrevivió. 

Pero ni siquiera así los defensores de víctimas pueden estar tranquilos, porque a la primera oportunidad de nuevo se les reduce el esquema de protección, como sucede con Ludys Pedraza. 

Según el Comité de Evaluación de Riesgo y Recomendación de Medidas (CERREM), el riesgo que corre la vida de la doctora Ludys Pedraza es hoy menor que hace un año, a pesar de que los procesos de restitución de tierras que lleva son los mismos, e incluso van en una etapa más avanzada. No son claros los criterios objetivos que el comité sigue para evaluar el riesgo de Ludys Pedraza.  

Sin embargo, la acusación que lanza la doctora Pedraza es todavía más grave, y señala una irregularidad:
 

“El CERREM nunca se reunió para modificar mi esquema de seguridad”, dijo ayer. “Yo tengo información por parte de un miembro del CERREM de que esa reunión nunca se dio”. 

Si el CERREM en efecto no se reunió para modificar el esquema de seguridad de Ludys Pedraza, hubo una irregularidad que debe ser investigada. Si se reunió, habrá un acta con las firmas de quienes asistieron a la reunión. Puedo publicar 

Entretanto los defensores de víctimas se quejan. Dicen que con respecto a su seguridad el Estado procede de forma arbitraria. El caso de Ludys Pedraza pareciera confirmar esta denuncia.

Twitter: @santiagovillach

A solicitud de la doctora Ludys Pedraza, publico el oficio al que hago referencia en esta columna: 

Yo,  SMITH LUDYS PEDRAZA AMIZZAR, me pronuncio  frente a las imputaciones realizadas por el Señor ANDRES VILLAMIZAR, los cuales me parecen de suma gravedad, toda vez que me indilga la realización de conductas que rechazo rotundamente, pues no obedecen a la realidad.

Insisto  en solicitar al  Señor Villamizar aporte ante las autoridades competentes las pruebas que se tengan como soporte de sus afirmaciones calumniosas e injuriosas, toda vez que estas rayan en lo penal. No entiendo y menos acepto que el señor Villamizar en sus recientes afirmaciones hable  “El 25 de mayo de 2013, la coordinación de seguimiento de Medidas emitió informe de presunto  mal uso de medidas”.

Frente a esta afirmación  que transcribí entre comillas, quiero resaltar que el mismo señor Villamizar habla de presunto mal uso de medidas,  y esa presunción fue usada, sin verificar, sin seguir un debido proceso, sin dar la posibilidad de defensa, como “prueba” para condenarme y quitarme el esquema que repito es necesario por el nivel de riesgo Extraordinario” que me califico la misma UNP.

Ahora bien, me refiero a los PRESUNTOS MAL USO DE LAS MEDIDAS ASI:

1.    El señor Villamizar debe y exijo entregue pruebas que den la veracidad y certeza, a la presunción que personas ajenas a mi, utilizaran el esquema que se me asigno.

2.    Debe y exijo del Señor Villamizar, relacione y entregue pruebas que den veracidad y certeza al presunto  hecho que yo como protegida haya exigido a los escoltas realizar actividades que no tienen relación con sus funciones.

3.    El señor Villamizar debe y tiene la obligación probar el presunto tipo de cobro que yo hago o hice a los escoltas, entregando los soportes y elementos material de prueba que den veracidad y certeza de lo mismo.

4.    Y  la mas grave y temeraria presunción, debe el señor Villamizar, incluso denunciarlo penalmente ante las autoridades judiciales  competentes, probar la afirmación del cambio de vales de combustible por dinero, de parte mia.

Todo lo anterior  es calumnioso, difamante  y debe ser probado por el señor Villamizar, pues repito es su deber probarlo y que no se quede en meras afirmaciones de PRESUNTOS malos usos. No acepto en ningún momento estas degradantes imputaciones y exijo claridad probatoria y el origen y procedencia de las mismas, pues de lo contrario considero que se tomaron medidas en contra de mi vida e integridad personal por vías de hecho, como esta evidenciado, pues incluso a pesar de haber pasado un escrito al señor WILSON JAVIER DEVIA PEREZ – Coordinador de Seguimientos Medidas Subdirección de Protección – UNP, se hizo caso omiso del mismo, y se me condeno, sin la observancia del Debido Proceso, Derecho  De Defensa y Contradicción.

La anterior exigencia la hago en el entendido que aquí no podemos Presumir, sino demostrar y los informes de inteligencia para estos casos están proscritos por la ley eso quedo en el olvido con el extinto DAS, donde se levantaban este tipo de informes que en muchas ocasiones daban lugar a falsos positivos y me refiero a ello porque no debemos olvidar que el señor Villamizar es de esa escuela y la mayoría de sus hoy colaboradores y subordinados¬.

Cabe la pena resaltar que en el OF113-000-15113, fechado 17 de junio de 2013, el señor DEVIA PEREZ Coordinador de Seguimiento de Medidas de la UNP, afirma en el párrafo primero….”se pudo establecer  las siguientes novedades:”   y enumera seis (6) irregularidades. Mire como en este escrito expresa  que ya se había establecido y en el actual  (21-10-2013) el señor Villamizar se refiere a Presuntos.

REPITO FUI CONDENADA POR PRESUNTOS HECHOS IRREGULARES, SIN QUE SE HAYA ENTRADO A VERIFICAR LOS MISMOS.

Llama la atención entre tantas contradicciones, que si se me indilga (Numeral 4 oficio OFI-113-00015113 del 17 de junio de 2013):” solicitar a sus hombres de protección parte del rubro asignado para el combustible del vehículo asignado a su esquema”, y hoy día en el escrito del 21-10-201) afirma el señor Villamizar, que yo la protegida, era quien cambiaba  los vales de combustible por dinero”. CONTRADICORIO Y FALSO. 

SON PROTUBERANTES LAS CONTRADICCIONES Y AFIRMACIONES DIFAMANTES DE PARTE DEL SEÑOR VILLAMIZAR Y SUS INMEDIATOS COLABORADORES, POR LO CUAL ENTRARE A INSTAURAR LAS RESPECTIVAS DENUNCIAS PENALES Y ACCIONES ANTE LA PROCURADURÍA, MÁXIME QUE EL SEÑOR VILLAMIZAR DEBIÓ HABER DENUNCIADO ESTOS SUPUESTOS  HECHOS, DESDE SU MISMO CONOCIMIENTO, Y NO HABER PREVARICADO, COMO LO HIZO.

También me pregunto porqué el señor Villamizar no trascribió la totalidad de las novedades que plasmaron en el oficio OF113-00015113 ?. Porqué fragmenta la información ?.

Respecto de la presunta  reducción ilegal del esquema de seguridad, quiero manifestar que si es ilegal por haberme condenado por los presuntos malos usos del esquema, sin haberme permito ejercer el Derecho fundamental del Debido Proceso, Derecho de Contradicción y Defensa Técnica, como no va ser ilegal el fruto de dicha actuación por vías de hecho, obviamente si es ilegal y si revisamos con detalles el procedimiento y las actas que se surtieron para ello, daremos certeza de la violación de mis derechos constitucionales y legales.

Es preciso afirmar que el señor Villamizar no ha hecho entrega de información que solicite al respecto y continúa prevaricando por omisión y acción. El señor Villamizar debe demostrar que el CERREM y la UNP siguieron el procedimiento establecido, no solamente limitándose a decir que si lo hicieron, que aporte las actas con las firmas, algo que ya solicite y a hecho caso omiso y a la vez debe y tiene la obligación de mostrar el informe escrito y sustentado que da cuenta que las condiciones de amenaza sobre mi, ya han disminuido o variado para tomar la decisión de afectarme negativamente el esquema de seguridad.

Se atreve el señor Villamizar a conceptuar que yo no soy Defensora de Derechos Humanos, usurpando funciones que no le corresponden y mostrando un evidente ataque en contra de mi persona, carente de objetividad y prácticamente personalizando una situación que es Institucional.

Será poco para el señor Villamizar, que yo haya logrado restablecer el derecho de 48 familias desplazadas , desaparecidas y muertos más de dieciocho de sus miembros, me refiero al caso de EL PRADO, todas ellas con certificados como desplazados por el paramilitarismo, hechos confesados por Postulados de Justicia y Paz con Sentencia condenatoria contra el Estado Colombiano a través del INCODER. Igualmente desconoce el señor Villamizar que así mismo represento nueve (9) familias también desplazadas del predio  denominado Mechoacam, con pronunciamientos  a su favor y que represento a cinco (5) familias Colombianas en casos de Falsos Positivos, victimas que sufrieron en su momento secuestros, desaparición forzada y homicidios,- delitos estos de lesa humanidad. Asi mismo desconoce el señor Villamizar que yo hago parte activa,como Asesora Jurídica, de la Mesa Departamental de Victimas del Cesar, le parece al señor Villamizar, que los Desplazados, secuestrados y muertos carecen de derechos humanos y fundamentales? No sea Juez. Usted es Servidor Público, no es usted un funcionario judicial para que continúe CONDENANDO por vías de hecho, LA INQUISICIÓN fue de siglos atrás.

Afirma el señor Villamizar que   medidas se ajustaron a parámetros técnicos, pues eso es falso pues la misma UNP afirmo en estudio que hizo que el riesgo que corro es EXTRAORDINARIO, estudio vigente y si se tiene en cuenta los casos que llevo enumerados anteriormente, tengo riesgo de militares activos, paramilitares desmovilizados y activos y aquellos ya nombrados por la Defensoría del Pueblo, Ejércitos Anti restitución de Tierras.

Donde esta el informe de reducción del nivel de riesgo señor Villamizar, hay que ser objetivo y usted sigue insistiendo en el mal uso de medidas, repito y pregunto son presuntas o ya comprobadas irregularidades?.

No es objetiva la UNP que usted mal representa, al asignar los esquemas de protección, y para la  muestra es la asignación de un esquema de seguridad con dos (02) escoltas, un chaleco antibalas, un teléfono y un vehículo blindado a un ciudadano de Valledupar, que ni siguiera es líder o lleva caso alguno de restitución, o defensor de derechos humanos, de falsos positivos etc., hablo del señor RAFAEL MORALES LACOUTURE, por lo cual quien llamo la atención de la Procuraduría General de la Nación. ya que parece que no se pierden las malas practicas en otroras instituciones, que generaban servicios movidos por intereses políticos, por apellidos prestantes o favores personales. 

Para finalizar considero que se continua en la tónica de lanzar afirmaciones o presunciones, sin entrar a probarlas, esto atenta contra mi Dignidad como persona de bien, pues no pueden ser satisfactorias  estas hetereas, generales, vagas y muy ligeras afirmaciones rayando como ya dije en calumniosas e injuriosas. Usted es un servidor público señor Villamizar y debe soportar cualquier afirmación y las presunciones no deben ser de uso irresponsable para estigmatizar y descalificar a los defensores de derechos humanos y líderes de restitución de tierras, USTED YA NO TRABAJA EN EL DAS¡¡¡

Reitero mi solicitud de hacerme llegar copia de los posibles informes que hayan hecho o rendido los hombres de seguridad o cualquier otra persona, sobre las presuntas novedades que se me indilgan, esto para lograr hacer efectivo mi derecho al Debido Proceso, al Derecho de Defensa y Contradicción. Lo anterior con fundamento en el Articulo 23 de la C.N y en los términos legales perentoriamente establecidos por los artículos 15 y 16 de la Ley 24 de 1992.

Y por último exijo perentoriamente se me restablezca el esquema de seguridad que me fue desmontado arbitrariamente, por iniciativa suya y dejo bajo su absoluta y única responsabilidad mi integridad personal y la de mi misma familia; ya sea ahora o en un futuro, pues los enemigos esperaran el tiempo necesario para causarme daño y hacer creer que otras fueron las causas. 

De este escrito y todos los anteriores estaré dando traslado a las diferentes instancias judiciales, disciplinarias y nacionales e internacionales defensoras de derechos humanos.

Atentamente,
 
SMITH LUDYS PEDRAZA AMIZZAR
CC. No. 42.203.446 expedida en Corozal
 
CC.
    ANDRES VILLAMIZAR-UNP
CERREM
DEFENSORIA DEL PUEBLO
PROCURADURIA GRAL DE LA NACION
FISCALIA GENERAL DE LA NCION
MESA DEPATAMENTAL DE VICTIMAS
DR. IVAN CEPEDA
MEDIOS DE COMUNCACION
Buscar columnista

Últimas Columnas de Santiago Villa

Los asesinatos que impiden gobernar a Colombia

La falsa Operación Jaque

El origen chino de la xenofobia estadounidense

Duque es Santos es Pastrana es Gaviria es Turbay

De la hegemonía al péndulo