De las crónicas de un enchuspado

Noticias destacadas de Opinión

Completa hoy 70 comentarios —o columnas o artículos— el prolífico escritor tuluano —que no tulueño— Gustavo Álvarez Gardeazábal, intitulados “Crónicas de un enchuspado”, término este último que hace referencia a las bolsas que en idioma vernáculo les llaman por estos lares chuspas. Diaria y religiosamente, el novelista, periodista y expolítico invade las redes sociales con su voz, a veces trémula pero siempre identificable, llegándoles a más de 100.000 personas que esperan lo que va a decir este brillante analista de la situación nacional.

Con su estilo iconoclasta, su libertaria prosa y sus extremas posturas se ha dedicado desde hace 70 días a cuestionar la decisión del Gobierno de haber confinado a un aislamiento obligatorio y contra su voluntad a quienes han llegado a los 70 años de andar por esta tierra.

No le han faltado ni argumentos ni seguidores porque le asiste la razón en la gran mayoría de sus catilinarias, logrando que la audiencia haya crecido a tal punto que otros comentaristas se han sumado a su causa y están enarbolando banderas que hoy ondean gracias a la polvareda que logró levantar con sus palabras, a pesar de que no ha contado con los medios tradicionales (prensa, radio y televisión) para hacerse sentir.

Recordemos que hace pocos meses Gardy —como le llaman a veces entre cariñosa y/o malalechudamente— colgó la lira de sus jodarios para salvaguardar su vida y se refugió en su ya legendaria hacienda El Porce, en las inmediaciones de Riofrío y Tuluá, en el centro-norte del Valle del Cauca, a donde acudían los más encopetados novamases de la política y la dirigencia nacional a que les diera cartilla y madera, en medio de suculentos potajes de los más ancestrales fogones de nuestras cocinas tradicionales.

Pero no aguantó que no lo dejaran salir y armó las de San Quintín con su indiscutible talento, poniendo a pensar al país que dicha medida ha sido extrema, innecesaria y que en muchos casos resultó peor el remedio que la enfermedad.

Ignoro cuándo se producirá el esperado desconfinamiento de la casa por cárcel a la que tienen sometidos a los setentones, pero si ello no se alarga más, este recule en buena parte se le podría deber a Gardeazábal, a quien le acaban de honrar con un documental sobre su vida y obra, y ya está en remojo la realización de un largometraje que será sin duda alguna un éxito en las taquillas latinoamericanas.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.