Por: Hernán Peláez Restrepo

Gustó

Tanto el Santa Fe como el Pasto, finalistas hace poco del primer torneo, perdieron en la primera fecha del segundo campeonato.

Seguramente el escaso descanso haya sido la principal excusa de los técnicos. O simplemente el relajamiento, por lo demás normal, después de un gran esfuerzo. Nacional y Júnior disputaron en doble confrontación y a instancias del patrocinador una llamada Superliga, que por lo pronto no ofrece en su reglamentación un premio deportivo tangible en el futuro inmediato.

Nacional perdió ampliamente ante el Cali y Júnior aguantó en un empate sin goles delante de Quindío. Dicho bien claro, los cuatro estuvieron bien lejos de lo que sus seguidores esperan.

En cambio, Millos gustó por la forma como se movilizó, sobre todo en el primer tiempo, con rapidez, buen toque de balón, creando espacios con sus delanteros, Rentería y Osorio (que se fue del equipo), aprovechados de forma excelente por Máyer Candelo quien recurrió a pases verticales, largos, bien ubicados y aprovechados por los de arriba.

En su primer gol, Wason Rentería realizó un movimiento estupendo enfrentando a Quiñones para meter cerca al poste derecho de Vargas con un fuerte remate y celebrar un merecido gol de ventaja, puesto que a esa altura del juego Millos proponía mejor fútbol, agresivo, continuo. Después Ochoa, el lateral derecho, ejecutó un zurdazo que no pudo retener Vargas, dio rebote y allí estuvo Osorio atento para fijar amplia ventaja.

Millonarios, en esos 45 minutos fue muchísimo más que Santa Fe, mostró solvencia defensiva, dejando a Torres y Franco en posiciones defensivas claras y delegando en Martínez, y sobre todo en Lewis Ochoa, la salida al ataque y el apoyo a los de arriba. Pero creo que Candelo fue el jugador clave, con su andar cansino, sus movimientos aparentemente lentos, con velocidad mental; se constituyó en el genuino armador de juego o pasador de balones preciso.

Después de la expulsión de Rentería y la lesión de Osorio, se desdibujó en la complementaria el trabajo de los azules. Por eso hablar del primer tiempo es lo importante de este Millonarios que mostró otra actitud y orden, dos factores claves para cualquier equipo. 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Por Quintero

Copa Conquistadores

Tragicomedia y finales

Avanzó Tolima

Eliminados