Hacinamiento carcelario y cuarentena

Noticias destacadas de Opinión

Como al comenzar la cuarentena el hacinamiento penitenciario era del 51,49 %, el Gobierno nacional expidió un decreto que buscaba facilitar la concesión de detenciones domiciliarias para proteger a la población reclusa frente a los peligros de contagio por COVID-19, pero con un número tan alto de excepciones que parecía improbable alcanzar la meta de 10.000 excarcelaciones. El pasado sábado 11 de julio el hacinamiento carcelario había bajado al 32,9 %, con la particularidad de que entre las 15.034 personas que recuperaron la libertad en los últimos cuatro meses, solo 857 lo hicieron gracias a la aplicación de dicho decreto, lo que confirmó las advertencias que se habían hecho sobre su deficiente confección.

La notable reducción del sobrecupo en las cárceles es una buena noticia, pero debe ser leída junto con los datos que se están suministrando sobre el número de privados de la libertad en las estaciones de policía y URI, que alcanzan los 12.407, es decir, un número que es solo ligeramente inferior al de quienes han recuperado su libertad. La valoración conjunta de estas cifras indicaría una leve disminución global del hacinamiento, pero también evidenciaría el traslado del problema de los establecimientos penitenciarios a los sitios provisionales de reclusión.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.