Por: Harry Sasson

Hagámoslo simple

Los buenos ingredientes siempre sobresaldrán especialmente en una receta sencilla.

La cocina está compuesta por cosas sencillas. A veces se nos olvida porque nos distraemos con la complejidad de ciertas técnicas y preparaciones, pensando equivocadamente que son mejores o que atestiguan más la experticia de un cocinero. Quizá no sea del todo cierto. De hecho, el verdadero disfrute viene en los bocados más simples, esos que se disfrutan en la intimidad, los que nos traen tantos recuerdos, los que nos hacen palpitar el corazón.

Uno de los principios más sencillos de la cocina, por ejemplo, es igualmente el más importante: el plato terminado nunca será mejor que sus ingredientes. Es decir, si se empieza con ingredientes de la mejor calidad y éstos se trabajan adecuadamente, de seguro el plato quedará bien. Pero en cambio, si el ingrediente no es el óptimo, por más trabajo que se haga, el plato nunca podrá sobresalir. Esto lo pondremos en práctica en una receta fácil pero tentadora, para uno de esos desayunos de domingo licenciosos y perezosos: unas tostadas francesas en las que utilizaremos como base el mejor pan brioche que podamos encontrar, ese rico pan a base de mantequilla y huevo, y que tras su paso por la sartén quedará maravilloso.

Tostadas francesas con bananos salteados y chocolate

Ingredientes (para 6 personas)

600 gramos de pan brioche tajado
3 huevos
3/4 de taza de leche
2 cucharadas de miel o maple syrup
4 bananos tajados
6 cucharadas de mantequilla
1/2 taza de azúcar morena
1/2 vaso de jugo de naranja

Para la ganache
1 taza de cobertura de 
chocolate semiamargo
1 taza de crema de leche

Preparación

Algunos prefieren pasar el pan primero por la leche y luego por el huevo. Yo, en cambio, mezclo la leche con el huevo y la miel, y sumerjo allí las tajadas de pan una a una buscando que queden bien empapadas. Luego se deben dorar por lado y lado en una sartén, utilizando tres cucharadas de mantequilla. Aparte, en las tres cucharadas de mantequilla restantes saltee los bananos y cuando empiecen a tomar color agregue el azúcar y el jugo de naranja. Deje reducir hasta que tome punto. Para la ganache pique la cobertura de chocolate, caliente la crema en una olla y cuando dé un hervor agregue la cobertura y revuelva hasta formar una mezcla uniforme. Sirva las tostadas acomodando encima el banano y bañando con la ganache.

hsasson28@hotmail.com www.harrysasson.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá