Por: Juana Téllez

Hay que defender el aporte al crecimiento productivo de las empresas

En estas semanas he estado conversando con varios colegas sobre el poco valor que le da a las empresas la opinión pública, ese grupo de colores y formas diversas al que llamamos de manera simplista así. En ese colectivo existe un disgusto acerca del papel de las empresas tanto públicas como privadas que no es justo, pero sobre todo no es sano para las perspectivas estructurales de los países. Las empresas, tanto en países desarrollados como en desarrollo, son y, creo yo, seguirán siendo grandes innovadoras, generadoras de productividad y creadoras de empleados formales de buena calidad, entre otras cosas. Existirán discusiones acerca de su tamaño óptimo por sector y país, pero todas ellas serán las encargadas de mantener el rumbo de crecimiento de las economías, más allá de la velocidad de crucero, generando aumentos en la productividad.

En su más reciente columna en Semana, José Manuel Acevedo hace una buena discusión relacionada con el corazón de este tema al decir: “Algo anda mal” cuando el 83 % de los consultados en Colombia dice no confiar en el sector privado según un estudio de Usaid y los Andes. Cifra que, dice Acevedo, refuerza otros hallazgos que muestran un sesgo antiempresa preocupante. Y sí preocupa, porque un país como Colombia necesita las ganancias que le da un sector empresarial formal y productivo. No podemos dejar de lado el aparato productivo empresarial del país por un emprendimiento sin impacto, como afirma recientemente Marcela Eslava en una columna en La Silla Vacía: “Colombia no necesita más emprendimiento sino más impacto”. Dice Eslava que “hay un déficit de emprendedores y emprendimientos con alto potencial y alto logro de crecimiento”.

Las empresas grandes establecidas y productivas son importantes para el futuro de Colombia, así como lo es la promoción de un emprendimiento de calidad. Los jóvenes deben entender el valor de las empresas para el futuro. El disgusto de la “opinión pública” con las empresas está llevando a un activismo legislativo y podemos estar tapando por la puerta de atrás decisiones potentes y conscientes del gobierno Duque de promover la inversión en Colombia con la baja de impuestos a las empresas no financieras o la devolución del IVA pagado en la compra de activos productivos.

@juanatellez

BBVA Research

849968

2019-04-11T21:00:04-05:00

column

2019-04-11T21:15:01-05:00

[email protected]

none

Hay que defender el aporte al crecimiento productivo de las empresas

68

2427

2495

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juana Téllez

Buena noticia en inflación de comienzo de año

Mucha tela por cortar en el tema de subsidios