Por: Columnista invitado

"Hincho por una final Brasil-Alemania"

Al hablar sobre un Mundial, resulta una tarea difícil armar cualquier lista de mejores o mayores.

Se trata de una cita que atrae la atención de todo el planeta. Si en Brasil decimos que existen 200 millones de entrenadores —o sea, que todos creen que son expertos en fútbol—, ¡imagínense cuántos entrenadores existirán diseminados por el mundo en época de Copa, cada uno con una opinión propia!

Mis cuatro candidatos a mejor jugador, en orden alfabético, son: Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Neymar y Thomas Müller.

Los dos primeros fueron los primeros clasificados en el Balón de Oro y no necesitan de explicaciones. Neymar no entró en esa lista, pero tiene todo lo que es necesario para estar allí pronto. Su ida a Europa le hizo bien, aun en una temporada difícil en el Barcelona. Nadie puede olvidar lo que hizo en la Copa Confederaciones del año pasado.

Y Müller es uno de los grandes nombres de una gran selección alemana. Además de ser un excelente jugador, fue máximo artillero de una Copa del Mundo a los 21 años sin ser un centro delantero. Eso es algo que no lo logra cualquiera.

Quisiera recomendarles cinco partidos para ver en el Mundial, aunque sea una elección dificilísima, porque son muchos los potenciales partidazos.
El sorteo de los grupos alegró a algunas selecciones y a otras no tanto, pero los aficionados serán los ganadores.

La Arena Fonte Nova, en Salvador de Bahía, tendrá la repetición de la final de la última Copa del Mundo, con España-Holanda, y además un duelo entre Cristiano Ronaldo y los alemanes del Bayern de Múnich en Portugal-Alemania.

Inglaterra-Italia en Manaos es otro de esos partidos que harán pararse al mundo delante del televisor, aun más por ser disputado en un bello estadio, construido en una ciudad en el medio de la selva amazónica.

Para mí y para la hinchada brasileña, el partido de apertura también será especial. Como miembro del comité organizador, pude seguir de cerca todo el trabajo que ha realizado el país para recibir la Copa del Mundo. Por eso, cuando Brasil y Croacia ingresen a la cancha en el barrio paulista de Itaquera, en el primer partido mundialista en Brasil después de 64 años, será emocionante.

¿El quinto partido de la lista? La final, claro. Ya lo dije antes y lo repito: hincho por ver a Brasil y Alemania en el Maracaná el 13 de julio. Con una victoria de la selección brasileña, claro está.


Ronaldo Nazairo Da Lima / Especial para la agencia DPA *

Buscar columnista