"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec
Por: Felipe Zuleta Lleras

Huele mal en la DNE

Sin lugar a dudas el director de Estupefacientes, Juan Carlos Restrepo, entró pisando durísimo, alzando su voz en contra de la corrupción que allí encontró, lo que lo llevó a pedirles colaboración a la Policía y a los órganos de control para que intervinieran inmediatamente la entidad, lo que se hizo.

Han pasado más de 10 meses desde aquellas denuncias, el Gobierno anunció que liquidaría la entidad, se pronosticaban capturas y demás y hasta hoy no ha pasado nada de nada. Es como si una mano misteriosa hubiera tendido un velo sospechoso sobre este tema.

El Gobierno, en cabeza del ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas, emprendió los estudios técnicos correspondientes para liquidar la entidad. Expertos de Hacienda, Planeación, de la misma DNE, entre otros, hicieron su tarea de manera juiciosa. Recomendaron pasar muchas de las actividades al nuevo Ministerio de Justicia y del Derecho. Los decretos están listos para la firma del presidente, ¿y qué ha pasado? Nada.

El estudio tiene conclusiones como las siguientes:

“Como resultado lógico de las múltiples deficiencias detectadas por el órgano de control y por la misma entidad en su proceso de evaluación, se puede concluir que la DNE resulta ser una entidad inviable a causa de debilidades estructurales, administrativas y financieras”.

“Esta crisis ha sido generada en gran medida por problemas administrativos, organizacionales, indicios de corrupción e ilegalidad que se han desplegado en torno a la administración y la gestión de bienes, así como a la falta de cobertura en el ejercicio de sus actividades, entre los que se encuentran:

“Dificultades en la planificación, la coordinación y los controles de la DNE para asumir los desafíos que implica la administración de los bienes incautados y con extinción de dominio o comiso definitivo. Ello, en razón a que no se cumple con los procesos y procedimientos que generen claridad en la aplicación de la ley de administración y venta de bienes que se encuentren en estas condiciones”.

“Conductas presumibles de corrupción, acciones ilegales, extralimitación de funciones, irregularidades en la contratación pública, irregularidades en la enajenación de bienes, alteraciones y uso indebido de información confidencial, entre otras, lo que sugiere un deterioro ético y moral del ejercicio de la función pública, creciente déficit financiero de la entidad generado por (i) la ineficiente administración de los bienes y recursos incautados y con extinción de dominio o comiso definitivo...”.

Así las cosas, siendo esta una entidad inviable, con problemas gravísimos de corrupción, ¿qué espera el Gobierno para liquidarla ya? ¿Acaso hay alguna componenda con los conservadores para no hacerlo? ¿Teme el Gobierno que al entrar La Previsora a manejar los bienes descubran cosas peores de las que sabemos? ¿Puede ser viable una entidad que se robaron?

En este tema algo huele mal, pero muy mal. ¿Será que al presidente no le llegan los hedores?

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras