Por: Hernán Peláez Restrepo

Igualitos

Todos los técnicos, al menos en Suramérica, son igualitos en sus decisiones. Cuando están perdiendo, deciden meter delanteros y más, si apenas faltan minutos, en una determinación demagógica.

Carlos Ischia lo hizo cuando Boca no encontraba el camino para la final de la Copa Libertadores contra Fluminense. ¿Por qué no lo hizo antes, había que esperar a estar perdiendo para recurrir a ese recurso?

Boca perdió y sin atenuantes ante un Fluminense práctico, con un arquero, Fernando Henrique, llamado a ser la figura de la Copa. Y eso que el ‘Flu’ estuvo buscando arqueros este año porque no confiaba en los jóvenes.

Ahora bien, conociendo a mi colega Fernando Niembro, es imperdonable que haya querido disculpar a Boca, diciendo que había hecho un esfuerzo grande y que merecía llegar a la final. Fue una forma de no echarse de enemigo a los xeneizes, pero ni lo mereció ni lo jugó. A Riquelme, como a tantos jugadores, como Gerson González, la oportunidad de los tiros libres directos es una forma de sobrevivir. El día que desaparezcan, por reglamento, como les pasó a los arqueros en su momento, dejarán de figurar. Así que Niembro, a transmitir una final extraña.

La Liga de Quito y ‘Flu’ llegaron porque supieron llegar. Lo demás es pura carreta.

La convocatoria para los juegos próximos eliminatorios frente a Perú y Ecuador realmente no ofrece mayores novedades. Quizás la presencia de ‘Pepe’ Portocarrero puede ser la sorpresa. Con Dayro Moreno en la delantera se abre una posibilidad para contragolpe rápido, mientras los laterales serán más defensivos que atacantes. No hay mucho de donde escoger y ya estamos en plena actividad hacia Suráfrica 2010. Ojalá el técnico, Jorge Luis Pinto, tenga con anticipación, bien elegido el equipo.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Falta juego

Merecido

Nunca es Tarde

Allez la France

Pelota parada