Por: Columnista invitado

Impulso de la inflación y cambiode postura monetaria

Los recién publicados datos de inflación a mayo siguen sorprendiendo al alza y alcanzan un registro anual de 2,9%. Cifra superior a la observada los dos años anteriores.

 Alimentos sigue sorprendiendo al alza y en esta ocasión la diversión también afecta el registro por motivos coyunturales. Asimismo, las medidas de inflación básica muestran por sexto mes consecutivo una aceleración frente al mes anterior, aunque a un ritmo relativamente menor.

Con las presiones de la inflación básica, así como con el aumento de las tarifas de energía que se espera en algunas ciudades en los próximos meses, la inflación llegaría a fin de año a 3,4% anual. Esta cifra se mantiene dentro del rango meta (entre 2% y 4%) del Banco de la República, que supera el registro del año pasado, pudiendo ser mayor si no fuera por la moderación del crecimiento que esperamos en la segunda parte del año y por el menor tipo de cambio que ayudará a contener el crecimiento del grupo de los transables en el tercer trimestre.

Ante el mantenimiento de las presiones de demanda que reflejan estos datos, la autoridad monetaria continuaría aumentando su tasa de intervención en los próximos meses, como ya lo hizo en abril y mayo (desde el 3,25 al 3,75%). Apoyados por la buena dinámica del consumo y de sectores como las edificaciones. Adicionalmente, para el segundo semestre se espera que gane tracción la inversión no residencial, en línea con una recuperación muy gradual de la industria. La economía alcanzaría un crecimiento de 4,7% este año, que se distingue positivamente dentro de la región. El cambio en la postura monetaria que lleve la tasa de interés de intervención a su nivel neutral del 5,25% el año entrante contribuirá a mantener la inflación en 3,4% a finales de 2015 con un crecimiento esperado de la economía del 4,8% anual. De esta forma, Colombia se seguirá diferenciando en la región con una postura monetaria neutral, una inflación controlada y afrontando con fortalezas el cambio en la postura monetaria global.

 

Juana Téllez*

Buscar columnista