Inconformidadde la U. Nacional

Me permito manifestar mi asombro y malestar con el artículo titulado "Reforma académica atrasa grado de alumnos", publicado en la página 27 de la edición del 20 de septiembre, pues se trata de un artículo que contiene datos errados e interpretaciones inexactas.

La periodista, quien fue atendida en entrevista telefónica por la vicerrectora Académica de la Universidad Nacional de Colombia, Natalia Ruiz, indagaba por el caso de 40 estudiantes de la sede Bogotá que han reportado dificultades para inscribir créditos académicos este semestre. La Vicerrectora se encargó de explicarle que, para ese momento, ya se habían surtido los trámites para solucionar la situación y los estudiantes afectados habían sido debidamente notificados.

“Revisamos en el sistema y ya prácticamente tenemos todos los casos listos en reserva de cupo. No quedaron excluidos como estudiantes. La figura que se va a usar es reserva de cupo, para que ellos puedan inscribir su proyecto de grado y puedan graduarse este año. Y algunos a los que les falta un poquito más, han estado viendo materias sin haberlas inscrito oficialmente en el sistema de tal manera que los Consejos de Facultad están autorizando para inscribirlos y matricularlos extemporáneamente, sin ningún costo, para que ellos puedan terminar su semestre este año”, dijo la Vicerrectora. Ante estas declaraciones, considero que:

1. El título es cuando menos tendencioso en el sentido de que generaliza una situación que afecta a 40 estudiantes de un total de 45.464 que tiene hoy la Universidad Nacional de Colombia. Es decir, el 0,08%, una cifra que no da para hacer una generalización.

2. En el pie de foto se asegura que “algunos estudiantes de la Nacional se encuentran por fuera del Sistema Académico”, una afirmación falsa que desconoce las declaraciones de la Vicerrectora Académica.

3. Las fuentes citadas no están debidamente identificadas. En primer lugar, Suang Moreno, representante estudiantil ante el Consejo Académico, aparece citada equivocadamente como representante académica de posgrados ante el Consejo Superior, y, además, como coordinadora de Bienestar Universitario. Asimismo, el artículo hace mención a “la vicerrectora de la Nacional, Natalia Ruiz”, desconociendo que existen siete vicerrectorías y, en este caso se trata de la Académica.

4. La imagen que acompaña el texto resulta anacrónica, por cuanto lo que hoy identifica a la Universidad como un centro de pensamiento y desarrollo es el Edificio de Ciencia y Tecnología Luis Carlos Sarmiento.

 Carlos Alberto Patiño Villa.Director de Unimedios. Bogotá.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Lectores opinan

La cofradía del santo reproche

No entiendo por qué no entienden

Al oído de los conjueces

De igualdades y discriminaciones

De Julio Londoño sobre una columna