Por: Cartas de los lectores

Indignante

Sólo así se podría calificar la actitud de los agentes de tránsito al servicio del DATT que el fin de semana pasado “vacunaron” a unos turistas holandeses que andaban de paseo y querían conocer y disfrutar la belleza natural e histórica de esta ciudad, para lo cual alquilaron un automóvil con el fin de desplazarse por nuestra paradisíaca Cartagena, la capital turística de Colombia.

Según la denuncia, hecha por el mismo alcalde (e), Sergio Londoño Zurek, los mal llamados “agentes” detuvieron a los visitantes para hacerles una requisa a la bajada del puente de Pasacaballos, pero, al percatarse de que no hablaban bien el español, les exigieron el pago de una suma de US$150, unos $450.000, aproximadamente, para dejarlos seguir, constituyéndose dicha conducta en el delito de extorsión, agravada por el hecho de que los supuestos delincuentes se aprovecharon de la indefensión de los visitantes al no entender nuestro idioma.

De no ser por la oportuna intervención del alcalde, quien habría sido contactado por la propietaria del hotel en la isla de Barú donde se hospedaba la familia extranjera afectada, se pudo identificar a los agentes involucrados en este nefasto insuceso que nuevamente perjudica la imagen del Corralito de Piedra como destino turístico internacional.

En un hecho anterior, que ocurrió recientemente este año, unos pescadores de la Boquilla les cobraron a unos turistas ¡$200.000 por un plato de pescado frito con arroz blanco y patacón! En ese momento, la denuncia también surtió efecto, pero hay muchos casos que han pasado desapercibidos, bien porque no son denunciados o bien porque las autoridades competentes no toman las acciones del caso, quedando en la impunidad.

¿Qué hubiera pasado si, en vez del actual alcalde encargado, hubiese estado al frente de los destinos de la ciudad el que fue elegido por el pueblo? ¿Habría actuado con la misma celeridad y decisión para salvaguardar los derechos de los turistas extranjeros afectados y la imagen turística internacional de la Heroica?

Los cartageneros, raizales y adoptivos, esperamos que hechos como estos no se vuelvan a repetir y que, en caso de que sucedan, sean corregidos y sancionados a tiempo con el rigor que se merecen.

Envíe sus cartas a [email protected].

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

El conflicto sigue, sí

Universidades: más allá de la acreditación

Tres cartas de los lectores