Por: Columnista DATAiFX

Inflación, al tablero

La semana anterior conocimos el satisfactorio desempeño de la inflación, que acumula un crecimiento de 3,20% anualizado en 2012, una noticia que habla del éxito en las políticas monetarias adelantadas por el Banco de la República para garantizar el cumplimiento de la inflación objetivo que para este año se ubica en el rango comprendido entre 2% y 4%.

Es importante reconocer que una inflación baja promueve el uso eficiente de los recursos productivos, disminuye la incertidumbre, incentiva la inversión y evita redistribuciones arbitrarias del ingreso y la riqueza, especialmente contra la población más pobre, con limitados mecanismos para protegerse de la erosión de sus ingresos.

Una inflación baja es un indicador de estabilidad que permite que las personas y las empresas tomen decisiones de inversión con confianza y preserven sus ahorros, ya que las decisiones importantes como educarse, comprar vivienda o constituir una empresa son generalmente de largo plazo.

Resulta destacado que las medidas adoptadas por el Emisor vengan siendo ampliamente respaldadas con credibilidad tanto por los agentes como por el Gobierno, lo que mantiene un clima de seguridad para el país en el ámbito financiero y fortalece nuestro prestigio económico en el exterior, permitiendo nuevas inversiones productivas, que se traducen en ganancias de competitividad en las empresas, crecimiento del empleo, mejor distribución en ingreso de los habitantes, condiciones indispensables para disminuir la pobreza y lograr la tan anhelada equidad social.

Es posible prever que alcancemos niveles inferiores al 3% a finales de 2012, lo que seguramente nos permite estar más cercanos a la primera reducción de tasas de interés de lo que pensamos.


Wilson Tovar. *Analista de Acciones & Valores

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista DATAiFX

Emergentes: Lecciones de 2013

Emergentes: dilemas, pecados y refugios

Prosigue el 'Efecto Fed'

Banrep y la economía