Por: Rafael Orduz

Inseguridad y el turismo extranjero

LA SEGURIDAD HA SIDO LA BANDERA de los ocho años que culminan y el mayor orgullo del gobierno saliente.

De la mano, la confianza inversionista, uno de los mayores logros que las cifras respaldan. Pero si la seguridad es el logro bandera, ¿por qué le va mal a Colombia en las comparaciones internacionales de turismo?

Sin duda, el turismo interno aumentó en forma dramática. Programas como “Vive Colombia, Viaja por Ella”, la seguridad en las carreteras, más familias con acceso al carrito y algún mayor grado de competencia entre líneas aéreas, alentaron a los colombianos a visitar sitios turísticos del país como no lo habían hecho antes.

No obstante, a pesar de los logros en materia de seguridad, de mayores recursos para la promoción turística y el mercadeo internacional, incluyendo “Colombia es Pasión”, las cifras del turismo internacional son pobres. Al comenzar su segundo período, Uribe había pronosticado que 4 millones de turistas extranjeros visitarían Colombia en 2010. Al finalizar 2009, la cifra no llegó a 1,4 millones (dos años antes, 2 millones de turistas habían visitado Costa Rica).

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (Competitividad en Viajes y Turismo, 2009), Colombia obtuvo el puesto 72 entre 133 países en 2009. Ocho países latinoamericanos, incluyendo Guatemala, que tiene líos graves de inseguridad, superan a Colombia (http://www.weforum.org/pdf/TTCR09/TTCR09_Rankings.pdf). De los países hermanos, Costa Rica es, de lejos, el líder (puesto 42).

Aunque hubo un pálido debate hace algunos meses al respecto y el Gobierno argumentó que las cifras no habían sido las esperadas, debido a la recesión internacional, las causas del pobre desempeño del turismo internacional en Colombia hay que buscarlas en sitios diferentes al Ministerio de Industria y Comercio (de hecho, el FEM da un aceptable puntaje a Colombia en promoción internacional y en otros aspectos como la presencia de la Fuerza Pública y la infraestructura de telecomunicaciones para el turismo).

Las más importantes barreras contra el turismo internacional son la inseguridad y la deficiente infraestructura, tanto la turística como la del transporte en general.

En seguridad para el turismo, entre 133 países, Colombia saca el 125 y el 108 en materia de infraestructura de transporte. Llama la atención la posición de Colombia en materia de valoración de amenaza de terrorismo (en cuanto a los costos que impone a los negocios), en la que Colombia obtiene el puesto 133.

Frente a la percepción del impacto que puede tener la delincuencia común, Colombia saca el 118. Recuérdese el documental de Pirry sobre las dos Cartagenas, la turística linda y la otra, la del tráfico sexual infantil y los atracos callejeros, que tanta ampolla provocó.

El concepto de seguridad democrática debe ser sustituido por uno de alcance integral que, en el caso del turismo internacional, le permita a Colombia generar empleo calificado y cuantiosos ingresos.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Rafael Orduz

Santos: gracias por el respeto y la paz

Asesinatos y desconfianza al tope

Centro descentrado

Gracias, Santos, y voto en blanco