Por: Harry Sasson

Inspiración escandinava

Receta que realza la carne de estos mariscos con una mayonesa aromatizada con limón, naranja y cilantro sobre un pan grillado.

Para terminar nuestra serie de recetas con langostinos, que nos ha mantenido ocupados en la cocina durante las últimas semanas y que tan generosos comentarios ha despertado entre los foristas de El Espectador, he decidido inspirarme en un plato común en los países escandinavos. Se trata de una tostada sobre la cual se acomodan mariscos como camarones con una mayonesa de miel y eneldo. Le he dado un giro hacia los sabores propios de nuestra tierra, de manera que presentaré nuestros ricos langostinos con una mayonesa aromatizada con limón, naranja y cilantro, y si se quiere, sobre unos patacones de plátano verde.

Hace unos días un lector me preguntó sobre el que para mí era el mejor método para cocinar langostinos, y le respondí que para lograr la mayor concentración de sabor evito sumergirlos directamente en agua hirviendo, sino que comienzo a partir de agua fría con sal, limón, perejil, apio y pimienta, y levanto lentamente la temperatura para conseguir un resultado más tierno y suave, lo cual es un método que también se puede aplicar a la cocción de langostas. Al terminar, cuando los langostinos ya están listos, añado hielo al agua para detener la cocción y evitar que los sabores se laven, luego se deben escurrir, se pelan y se les debe retirar la vena. Noten por favor, estimados lectores, que esta receta, al igual que la de la semana anterior, no incluye alcaparras.

Langostinos con mayonesa de cítricos y cilantro

Para terminar nuestra serie de recetas con langostinos, que nos ha mantenido ocupados en la cocina durante las últimas semanas y que tan generosos comentarios ha despertado entre los foristas de El Espectador, he decidido inspirarme en un plato común en los países escandinavos, y que se trata de una tostada sobre la cual se acomodan mariscos como camarones con una mayonesa de miel y eneldo. Le he dado un giro hacia los sabores propios de nuestra tierra, de manera que presentaré nuestros ricos langostinos con una mayones aromatizada con limón, naranja y cilantro, y si se quiere, sobre unos patacones de plátano verde. Hace unos días un lector me preguntó sobre el que para mí fuera el mejor método para cocinar langostinos, y le respondí que para lograr la mayor concentración de sabor evito sumerjirlos directamente en agua hirviendo, sino que comienzo a partir de agua fría con sal, limón, perejil, apio y pimienta, y levanto lentamente la temperatura para conseguir un resultado más tierno y suave, lo cual es un método que también se puede aplicar a la cocción de langostas. Al terminar, cuando los langostinos ya están listos, añado hielo al agua para detener la cocción y evitar que los sabores se laven, luego se deben escurrir, se pelar y se les debe retirar la vena. Noten por favor, estimados lectores, que esta receta, al igual que la de la semana anterior, no incluye alcaparras.

Ingredientes
24 langostinos U15 enteros
3/4 de taza de mayonesa (ojalá casera)
Jugo de 1 limón
Ralladura de 1 naranja
Jugo de 1/2 naranja
3 cucharadas de cilantro fresco picado
1 cucharada de miel
Sal y pimienta negra

Preparación
Cocine los langostinos enteros partiendo de agua fría con sal, unas hojitas de apio, perejil y unos granos de pimienta negra, y levante la temperatura lentamente. Cuando los langostinos estén listos y su color se haya tornado rosado, egregue hielo al agua para detener la cocción. Mezcle la mayonesa con el jugo de limón, la ralladura y el jugo de naranja, el cilantro picado y la miel. Pele los langostinos, retíreles la vena y añádalos a la mayonesa. Integre todo revolviendo bien. Sazone con sal y pimienta, y sirva sobre tostadas de buen pan, patacones de plátano verde o ensalada de lechugas.
 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá