Por: Dolly Montoya Castaño

Investigación e innovación: claves en la preservación de la Amazonia

Durante las últimas semanas han dado la vuelta al mundo las impactantes imágenes de los incendios forestales en la selva amazónica que han dejado en Brasil más de 2,5 millones de hectáreas arrasadas y en Bolivia cerca de 2 millones de hectáreas de selva quemada. Como respuesta a la emergencia, el pasado 6 de septiembre se desarrolló la Cumbre Presidencial por la Amazonia en la sede de la Universidad Nacional de Colombia, ubicada a 2 kilómetros del casco urbano de la ciudad de Leticia. Este encuentro contó con la participación de los presidentes Evo Morales de Bolivia, Martín Vizcarra de Perú, Lenín Moreno de Ecuador, Jair Bolsonaro de Brasil –por videoconferencia– e Iván Duque de Colombia; también participaron el vicepresidente de Surinam, Michael Adhin, y el ministro de recursos naturales de la República de Guyana, Raphael Trotman. La reunión concluyó con la firma del Pacto de Leticia por la Amazonia.

Este pacto significa un compromiso de los gobiernos de los países que comparten el bioma amazónico –salvo Venezuela­– para su protección y preservación, para la cooperación en información e investigación, así como para la promoción de un desarrollo sostenible que implique mejores condiciones de vida para las comunidades que habitan el Amazonas, fuente del 20% del agua dulce del planeta, reserva estratégica de biodiversidad y, también, reserva de saberes étnicos y ancestrales. Considero oportuno compartir con los lectores algunas acciones que desde la Universidad Nacional de Colombia venimos trabajando con las comunidades amazónicas, orientados por la preservación del territorio, su riqueza ambiental y cultural.

La sede Amazonia de la Universidad nació en 1989 como la Estación Científica de Leticia para la investigación y extensión en la región amazónica, así, la sede ya cuenta con 30 años de trabajo en el territorio. El Instituto Amazónico de Investigaciones (IMANI), creado en 1995 con el propósito de integrar los estudios amazónicos al quehacer universitario de investigación, docencia y articulación con las comunidades, ha permitido desarrollar una completa oferta a nivel de especialización, maestría y doctorado, dirigida a profesionales de todas las áreas del conocimiento, con el ánimo de impulsar procesos de investigación que ayuden a la preservación del bioma amazónico, así como al cuidado de saberes ancestrales y culturales.

Actualmente, contamos con siete grupos de investigación en la sede Amazonia: Historia, Ambiente y Política; Pueblos y Ambientes Amazónicos; Etnología y Lingüística Amazónica; Ecología y Conservación de Fauna y Flora Silvestre; Limnología Amazónica; Desarrollo Regional en la Amazonia; y Estudios Transfronterizos. Estos grupos articulados a otros grupos de investigación en las demás sedes de la Universidad Nacional, tan solo en los últimos tres años, han ayudado a desarrollar en la región amazónica 49 proyectos de investigación y acompañamiento a las comunidades con objetivos tan diversos y complejos como: el fortalecimiento organizativo, comunitario y político de las comunidades indígenas para enfrentar y superar conflictos socioambientales, o el apoyo al desarrollo de competencias matemáticas y comunicativas de lectura y escritura en estudiantes de secundaria, también la capacitación y acompañamiento a la gestión de proyectos productivos agrícolas sustentables. Estos proyectos suman una inversión cercana a los 4 mil millones de pesos por parte de la Universidad y los gobiernos locales.

La sede Amazonía, además de los procesos de investigación y articulación con las comunidades, es también un esfuerzo por brindar a miles de jóvenes educación de calidad en una región cuyos departamentos de influencia tienen muy bajas tasas de cobertura en educación superior así: Caquetá 23%, Putumayo 11%, Amazonas 7% y Vaupés 4%. En consecuencia, la Universidad ha implementado desde 2008 su Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (PEAMA) dirigido a comunidades indígenas, víctimas del conflicto y, en general, población vulnerable, logrando la admisión de 1813 jóvenes en esta sede de la Institución, cuya composición socioeconómica es de estratos 1, 2 y 3 en un 92%.

El campus de la sede Amazonia es también una expresión de la biodiversidad que habita el Amazonas y de cómo la Universidad puede contribuir a su preservación, promoción y recuperación. El terreno de 16 hectáreas donde se encuentra ubicada la sede hace 30 años estaba dedicado a la ganadería, hoy es un sendero boscoso en el que se reúnen más de 160 especies de insectos, 30 especies de reptiles, 207 especies de aves y 30 especies de mamíferos. Por esta riqueza, que también nutre nuestras colecciones biológicas, la sede Amazonia ha sido declarada como Patrimonio ambiental de la Universidad Nacional en una muestra más de nuestro compromiso con la preservación del medio ambiente.

Nuestro propósito institucional de formar ciudadanos integrales que sean agentes de cambio ético y cultural en favor de las comunidades, pasa porque estos sean capaces de responder a los retos que el mundo les impone. Sin duda, desde este punto de vista, son temas urgentes en la formación contemporánea el cambio climático y la preservación y cuidado del ambiente. Por ello, desde la Universidad Nacional de Colombia, como lo evidencia la trayectoria de la sede Amazonia, estamos comprometidos con la gestión y promoción de alternativas de desarrollo que hagan compatible el bienestar social de las comunidades, el beneficio económico de las regiones y la preservación del medio ambiente. Creemos que esto es posible con el fortalecimiento de la investigación que conlleve innovaciones sociales y tecnológicas para transformar y mejorar nuestra relación con la naturaleza.

Los propósitos del Pacto de Leticia requieren para su materialización el trabajo conjunto de gobiernos, comunidades, sectores productivos, académicos e investigativos. Preservar las fuentes de vida es una obligación de la comunidad mundial, como Universidad del Estado hemos dispuesto todos nuestros esfuerzos, y lo seguiremos haciendo, para estudiar, valorar y preservar la diversidad natural del planeta, además de formar profesionales que desde todas las áreas del conocimiento entablen una relación de respeto con la sociedad, la naturaleza y la vida.

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

@DollyMontoyaUN

881094

2019-09-14T00:00:06-05:00

column

2019-09-14T00:15:01-05:00

jrincon_1275

none

Investigación e innovación: claves en la preservación de la Amazonia

72

6665

6737

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Dolly Montoya Castaño