"El aislamiento preventivo obligatorio se extenderá hasta el 27 de abril": Iván Duque

hace 9 horas
Por: J. William Pearl

Irán

En estos momentos la mayoría de ciudadanos del mundo esperan una guerra entre los Estados Unidos e Irán a raíz del asesinato de Qassem Soleimani, quien era la mano derecha del ayatola Alí Jamenei y figura importante del gobierno. En su momento Bill Clinton empezó un conflicto para hacerle sombra al escándalo Lewinsky y ahora Donald Trump, quien enfrenta dificultades en el Congreso, hace algo similar. El gobierno iraquí no respondió como pensaban quienes esperaban una confrontación. ¿Necesita Trump un conflicto para salvar su reelección?

El conflicto con Irán tiene muchos años. Ya en 1953 los Estados Unidos colaboraron con la caída de Mohammad Mosaddeq, quien era el primer ministro. Después vinieron muchos conflictos entre ambos países que han traído desestabilización en la región y lamentablemente  guerras e inestabilidad.

En los últimos tiempos, Soleimani había sido visto por el gobierno americano como una persona peligrosa para la región y el mundo. En la última década, Soleimani movilizó decenas de miles de tropas en Siria, que han luchado para proteger el régimen de Bashar al-Ásad, quien no se compadece con algunos ciudadanos de su país.

Irán confirmó que abandonó el acuerdo nuclear del año 2015, lo cual implica que no cumplirá con el límite establecido sobre la cantidad de centrifugadoras –las cuales logran la separación del uranio 235 del uranio 238-, es decir Irán no tendrá restricciones en su programa nuclear.

Este ataque se ve como el inicio de la campaña presidencial de Trump y dicen que busca opacar el proceso de remoción del cargo al cual se verá enfrentado. Ya pasó en la Cámara de Representantes, pero probablemente no lo haga en la cámara alta por cuanto en esa instancia cuenta con mayoría republicana. Hoy en día el pueblo americano está en su mayoría feliz con los resultados económicos, pues la economía está creciendo lo suficiente para que el desempleo llegara solamente a la cifra de 3,6 % en octubre de 2019,  la bolsa de valores había crecido un 29 % a agosto pasado y, si esta crece,  y  la economía también lo hace. De otro lado, los americanos en su mayoría están contentos, pues el pago de impuestos es menor para muchos y esto los tiene muy optimistas.

Trump manifestó que Estados Unidos no subsidiará por mucho más tiempo la carga militar de sus aliados y que los países deben asumir sus propios gastos. De otra parte,  Rusia cuando fue la Unión Soviética disminuyó su  influencia e inició un proceso de recuperación económica, mientras China continuó su crecimiento económico.  Ahora la deuda americana es enorme y sus rivales, Rusia y China, no están en dificultades económicas. Estados Unidos no puede aún disminuir su deuda, no obstante quiere seguir siendo el líder mundial tanto en lo económico como en lo militar. 

En ocasiones los presidentes americanos han usado un conflicto para buscar su reelección. Es probable que este sea el caso, pero es seguro que Irán, y específicamente  Qassem Soleimani, estuvieran enfocados en defender asesinos como Bashar al-Ássad, que no buscan la democracia, sino mantenerse en el poder sin importar las vidas humanas. Lo más importante, Irán no mordió el anzuelo, es decir no habrá una tercera guerra mundial como algunos presagiaron. Entonces  Trump no volverá a atacar o buscará otro conflicto, aún que no lo necesita, pues las cifras económicas hablan por sí solas.

899500

2020-01-13T22:00:47-05:00

column

2020-01-14T13:02:41-05:00

jrincon_1275

none

Irán

5

3881

3886

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

Fe

2022

Reelección

Covid 19

¿Marino?