Por: D. Buenavida

Jacques

Nació y creció como panadería y pastelería, y ahora se puede disfrutar de buenos desayunos y almuerzos de cocina francesa, con toque contemporáneo, sin pretensiones de alta cocina.

Jacques Anento es un pastelero francés que montó esta pastelería en Bogotá hace 17 años. Es de la raza de los buenos cocineros que son también pequeños empresarios de los “bistrós” franceses que desarrollan sus negocios basados en sus inigualables cualidades de cocineros. Es buen cocinero, chef de su cocina y dueño del negocio. Mejor no hacer comparaciones con los restaurantes que a diario nacen en Colombia montados por un “empresario” (ahora les dan el ridículo nombre de “restauradores”) que no distinguen un aguacate de un huevo.

El sitio es agradable y de buen gusto. En los techos vitrales y cornisamento dorados, capiteles falsos, frisos estilo rococó. Aunque falsos tiene su encanto que rememora los bistrós parisinos. Hechos en Colombia con dirección de Jacques Anento, que en cada viaje trae algo para su restaurante.

Los panes: baguette, pan de seis granos, croissants, de avena, de mantequilla y leche, canela, campesino con semillas de amapola, centeno con aceite de ajonjolí y más. Se ofrece pastelería francesa conocida, nada nuevo, pero de buena calidad: “Almendrinas” de agrás, éclairs, crême bruleé, milhojas, varias tartas, verrin de albaricoque, trufas, tigres de polvo de almendras con chips de chocolate, algunas con un nombre muy sugestivo: “Financiero”, que es polvo de almendra con crema de mantequilla, “deliciosa de almendra” (almendra, manzana y hojaldre).

En la actividad de restaurante ofrece desayunos y salón de té. Hay un menú de almuerzo que cambia todos los días sin programa definido, que consiste en una entrada y un plato principal. El de ayer fue, de entrada, alcachofas con velouté de alcachofa y pollo a la “grand marnier” con risotto de albahaca. Hay buenos sándwiches que harían un rico y completo almuerzo y carta de vinos.

Empezamos con una variedad de panecillos pequeños cada uno más sabroso que el otro, y para hoy, tenemos de entrada ensalada de lechuga y tomate con una vinagreta de alcachofa por salsa, acompañada con hongos dentro de hojaldre. Un plato recomendable. De plato principal filete de pescado con la rica salsa de Burdeos: “salsa bordelesa” (reducción de vino tinto con hierbas, caldo de res y mantequilla), que aunque se usa más con los asados de carne iba bien en este plato. Encima una crepe de espárrago con salsa bechamel. El pescado estaba fresco y bien hecho, un perfecto balance de sabores. Los platos con armados muy atractivos.

De postre tartaleta de limón, crema de almendra y torta de agrás con almendra, tres postres sensacionales.

Jacques es un sitio agradable y bonito donde sirven un elegante desayuno francés, un té acompañado de buena pastelería o un almuerzo de muy buena calidad gastronómica y excelente presentación.

Diagonal 109 Nº 20-82. Tel.: 620 [email protected].

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de D. Buenavida