Por: Uriel Ortiz Soto

Juan Manuel Santos sería la mejor opción

Lo ocurrido el 20 de Julio con el nombramiento de las directivas de Senado y Cámara, contrariando los acuerdos preliminarmente suscritos por la coalición de gobierno, ha cambiado sustancialmente el mapa político del país.

No se requiere de mucho esfuerzo para predecir que el período legislativo que acaba de iniciarse, va a estar más movido, que el que recientemente terminó, por cierto, con escándalos en todos los niveles y por supuesto con pobres resultados.

Todo indica que la suerte del referendo reeleccionista ha quedado prácticamente sepultado Es muy difícil que vuelva a tener vida propia, a no ser, que algunos samaritanos caritativos lo resuciten para tranquilidad de la coalición Uribista y de los cuatro millones, de ciudadanos que firmaron su convocatoria, que considero es la mayor carta de presentación, para que los “honorables padres de la patria”, a la hora de tomar decisiones trascendentales sobre asunto tan delicado para el futuro del país, no vayan a dar pasos de ciego y tengan en cuenta que la manifestación popular jamás puede ser desconocida o canjeada por simples componendas politiqueras.

Como nos encontramos en el túnel oscuro sin salida, y no se vislumbra solución a la vista para la segunda reelección del presidente Uribe, es conveniente que empecemos a mirar opciones con otros candidatos que se han manifestado afectos a su obra de Gobierno, especialmente en lo referente a los programas de Seguridad Democrática, que tan buenos resultados está dando como jalonador de otras actividades: en la recuperación del sector agropecuario y de la economía en varios campos de la producción. Con lo anterior, no se quiere decir que la segunda reelección esté descartada, sabemos que el actual mandatario en estos momentos tiene una aceptación a su favor del 76% de sus gobernados. La forma incansable en que viene trabajando por el país desde los inicios de su primer mandato, prácticamente sin descanso, sumados los Concejos Comunales de Gobierno de cada ocho días y muchas veces dos a la semana, son la mejor respuesta a su inmensa popularidad. Sin embargo, varios sectores de opinión entre ellos la Iglesia y de la producción, están de acuerdo en que salga a descasar para lanzarse nuevamente en el 2014.

Quienes conocemos la trayectoria y vida pública del doctor Juan Manuel Santos, lo presentamos como la mejor opción. Podemos, decir que se trata de un excelente candidato para que en caso, que la segunda reelección sea un imposible, inicie desde ya su campaña política con la absoluta seguridad que obtendrá el apoyo de la mayoría de los Colombianos. Él mismo, ha manifestado a la opinión Nacional que “será candidato en el evento en que el presidente Uribe, desista, o no pueda serlo”. Este gesto de nobleza y gallardía ha despertado en la opinión pública, mayor aceptación a su muy posible candidatura. 

El doctor Santos se ha desempañado con lujo de competencia en el Ministerio de Comercio Exterior; Ministerio de Hacienda y Crédito Público; y últimamente el de Defensa, donde se caracterizó por dar duros y certeros golpes a los grupos narcoterroristas, paramilitares, narcotráfico y delincuencia común organizada. Es bueno recordar que durante su permanencia en esta última cartera, se planeo la operación jaque, que dio como resultado la liberación de Ingrid Betancourt, tres Norteamericanos y doce militares que llevaban más de ocho años secuestrados por el grupo narcoterrorista de las farc. Al hacer dejación del cargo, salió rodeado del respeto y admiración, no solo del personal subalterno, sino, con el reconocimiento y gratitud del pueblo colombiano.

Por todas las anteriores razones el doctor Juan Manuel Santos, puede ser el candidato ideal para ser ungido, por los Colombianos como su presidente para el período Constitucional 2010-2014. De otro lado debemos reconocerle su carácter de autoridad para llamar las cosas por su nombre. Cuando el Juez de Sucumbíos – Ecuador, hace unos días, le dictó orden de captura por el caso del abatido narcoterrorista Raúl Reyes, supo enfrentar con personalidad y con mucha decisión tan bochornoso acontecimiento hasta cuando los mismos organismos internacionales la desecharon y no le dieron importancia a tan descabellada decisión judicial.

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Uriel Ortiz Soto

¡Martirologio infantil en Colombia!

¡Principios y valores antes que represión!

¡Elefantes blancos y obras inconclusas!