Por: Felipe Zuleta Lleras

Justicia a las patadas

COMO SI NO FUERA SUFICIENTE CON el caos institucional generado por el Sr. Uribe con su encrucijada del alma y su obsesión enfermiza para perpetuarse en el poder, ahora la Fiscalía General ha decidido acabar, de un plumazo, con el principio de favorabilidad consagrado en la Constitución Nacional, según el cual nadie puede ser juzgado sino de acuerdo con las leyes preexistentes (Artículo 29).

Así, frente al magnicidio de Luis Carlos Galán la Fiscalía decidió valerse del Estatuto de Roma, aprobado nueve años después del asesinato del político (1998), para encarcelar al general Miguel Maza, aduciendo la tesis de que este es un delito de lesa humanidad.

No pienso constituirme en defensor de oficio de Maza, pues en su caso les creo más a la familia Galán y al ex presidente César Gaviria, quienes sostienen que el Dr. Galán nunca pidió cambio de su escolta personal días antes de ser asesinado. Es la palabra de Maza contra la de los Galán. Y debo admitir que es más verosímil la versión de los Galán.

Pero ese no es el hecho. Lo grave es que por cuenta de la presión de la familia Galán, la Fiscalía pretende aplicar al crimen del caudillo una norma jurídica que no existía en el momento de la comisión del delito. Entiendo que criticar esta decisión es políticamente incorrecto, pero la defensa de la democracia y del averiado Estado de Derecho bien merece que corramos el riesgo antes de que sea demasiado tarde.

Esta sin duda es la justicia espectáculo, espectáculo grotesco que no sólo produce repulsión sino temor, pues si a un ciudadano lo pueden encausar por un delito que no existía en el momento de la comisión del crimen, qué podemos esperar quienes hacemos oposición corriendo riesgos inmensos por llamar las cosas por su nombre.

No se extrañen que el día de mañana el dictador o su corrupto Congreso dicten una norma tipificando como delito penal las opiniones contra el régimen o contra el tirano y acabemos procesados por una Fiscalía que, con estas decisiones, genera más dudas que respuestas.

Más grotesco resultó el espectáculo de ver a la cúpula de la Fiscalía dictándole una orden de captura al general Maza apenas cuatro horas antes de que prescribiera la acción penal. En estricto derecho esa decisión no paró la prescripción, pero por supuesto eso a nadie le importa, porque en este país la Fiscalía frente al caso Galán está “impartiendo” justicia como la impartiría Mickey Mouse en el mundo de Disneylandia. El Estado de Derecho ha muerto. ¡Paz en su tumba!

~~~

Notículas

— Como si no fuera suficiente con tener que padecer el Estado ineficiente cada vez que debemos realizar algún trámite en las oficinas del Gobierno, me entero de que hay un proyecto de ley para nacionalizar los servicios notariales. Es decir, que van a acabar con uno de los pocos servicios que funcionan. Me resisto a creer que el Estado ladrón siga agrediendo a sus ciudadanos y no pase nada.

— ¿Serán posibles más arbitrariedades en el caso del coronel Alfonso Plazas Vega?

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El discurso de marras

Juan Manuel Santos en la historia

Preguntas al contralor general

Todos contra Duque

Ley de sometimiento y narcotráfico