Por: Columnista invitado

Kim, Rodman y el hombre más sexy

En noviembre del año pasado, la publicación estadounidense The Onion escogió al máximo líder norcoreano, Kim Jong-un, como el hombre mas sexy del mundo.

“Con su devastadoramente bella cara redonda, su encanto de niño y su fuerte estructura, este robacorazones de Pyongyang es el sueño hecho realidad de toda mujer”, decía entonces el diario.

The Onion es un diario de sátira política en internet que ha venido teniendo gran éxito en la Unión Americana. Su contenido es tal, que en la parte inferior de su ventana principal tiene un letrero que advierte que sus escritos son solo apropiados para mayores de 18 años. Eso no detuvo a El Diario de la Gente de China para retomar la noticia como algo real y serio, e incluso acompañó el destacado con un mosaico de mas de 50 fotos de Kim. Un hecho que muestra dos maneras extremas de ver el mundo y que nos tienen frente a una nueva guerra. Una, la de Estados Unidos, simplista, individualista y comercial, y otra, la de Corea del Norte, compleja, oscura, unificada, distorsionada y alejada de la realidad.

En las últimas horas hemos visto como el régimen de Pyongyang ha ido aumentando el tono de sus amenazas contra EE.UU. y Corea del Sur. Todos los anuncios han sido revelados en la televisión estatal por una presentadora que habla rápido y grita sobre imágenes de multitudinarias tropas que marchan al lado de tanques de guerra y muestran al joven líder firmando papeles y mirando con la ayuda de binoculares el horizonte, como tratando de alcanzar con su mirada las costas de California.

Y es que todo lo que rodea a Kim Jong-un está lleno de misterio. Algunos dicen que tiene 30 años y otros sostienen que tiene 31, es el nieto de Kim Il Sung e hijo de Kim Jong Il, con quien tiene un gran parecido físico. El actual jefe de Estado fue declarado “Líder Supremo” después del funeral de estado de su padre el 28 de diciembre de 2011 y hasta ahora no existe una biografía oficial. Expertos aseguran que fue educado parcialmente en Suiza y que habría atendido una escuela internacional donde el idioma oficial es el inglés. Reportes de prensa en Estados Unidos aseguran que sus compañeros lo describen como un estudiante tímido y aficionado al basquetbol.

Algo que se hizo evidente cuando hace algunas semanas se dejó ver en público con Dennis Rodman, la exestrella de la NBA, más conocido por sus escándalos y su vida de fiestas, mujeres y drogas que por sus movimientos en la cancha. En su primera entrevista después de regresar de su viaje a Corea del Norte, Rodman dijo que tenía un mensaje para el presidente Obama de parte de Kim Jong-un: “Quiere que Obama lo llame, me dijo que no quiere hacer la guerra”. En la misma entrevista con la cadena ABC, Rodman agregó: “Él ama el poder, el control, pero no quiere la guerra”.

Kim es considerado por Estados Unidos como uno de los líderes opresores más peligrosos del planeta. Desde que asumió el poder, al igual que su padre, ha ignorado las advertencias y sanciones de Naciones Unidas para que detenga su plan nuclear. Lo único claro es que el universo en el que vive Kim es distorsionado y alimentado por su vanidad y paranoia. Ahora sólo queda preguntarse si su locura será suficiente para iniciar una nueva guerra o si se trata de un nuevo episodio de ilusiones que sólo servirán para elevar el nacionalismo en casa y crearle la imagen del salvador de los suyos.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Remar para el mismo lado

El hambre no importa

Dosis de aprovisionamiento

Estancamiento secular revisitado