Por: Columnista invitado EE

La apuesta del Gobierno por la reducción de costos para el emprendimiento formal

Por: Gloria Alonso*

Con el propósito de incentivar a las empresas a ser formales, la apuesta del Gobierno Nacional por la formalización está dirigida a reducir costos y simplificar trámites y otras obligaciones que deben cumplir las empresas. Así, se aprobó la Política de Formalización Empresarial (documento Conpes 3956) y, en ese mismo sentido, el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 Pacto por Colombia, pacto por la equidad, incluye la formalización como un componente clave en el pacto estructural por el emprendimiento y la productividad.

Ambas políticas cambian la forma como se entiende la formalidad: se desecha la concepción simplista de empresas “formales” o “informales” y se entiende que la formalidad de las empresas es un proceso gradual, de muchos pasos y con muchas aristas. Esos pasos incluyen los registros iniciales —el tributario y el mercantil—, la contratación formal de trabajadores, el cumplimiento de estándares de calidad y la declaración y el pago de impuestos. Sobre esta base se están coordinando acciones de diferentes entidades del Gobierno Nacional para reducir los diversos costos de ser formal.

Para la disminución de costos de registro, el gran desafío es la puesta en marcha de la Ventanilla Única Empresarial (VUE), con la que los empresarios podrán registrar de manera virtual su empresa ante la DIAN, ante las cámaras de comercio y ante todas las entidades de seguridad social, sin salir de su negocio. Además, se está trabajando en la expedición de una reforma a la tarifa del registro mercantil que sea más simple y menos onerosa para las mipymes.

En cuanto a los costos de contratación laboral formal, se está trabajando principalmente en el reconocimiento del trabajo en todas sus dimensiones y en la flexibilización del esquema de contratación formal de trabajadores, teniendo en cuenta las condiciones e ingresos de la población.

Para facilitar los trámites asociados a la producción de las empresas, la estrategia nacional “Estado Simple, Colombia Ágil” busca simplificar y eliminar trámites que encarecen la actividad empresarial. Además, se continúa con la mejora de la plataforma “Invima a un Clic” para que las empresas puedan obtener su registro sanitario de manera virtual, simple y rápida.

Finalmente, en materia de formalidad tributaria, el Gobierno Nacional creó el Régimen Simple para que empresas con ingresos anuales de hasta $2.700 millones puedan pagar en un solo tributo los impuestos a la renta, al consumo y, en algunos casos, al valor agregado (IVA). Actualmente se está reglamentando su operación para garantizar la inscripción, la declaración y el pago simplificado por medio de varios canales de recaudo virtuales y físicos.

Estas y otras estrategias contenidas en el Plan Nacional de Desarrollo lograrán consolidar el emprendimiento formal para alcanzar las metas de un crecimiento potencial del producto interno bruto superior al 4 % y generar 1,6 millones de empleos.

*Directora del Departamento Nacional de Planeación.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Casi perfecto

El otro legado de Santos

La absurda lógica machista

Apasionadamente, Colombia usa adverbios