Por: Mario Fernando Prado
Sirirí

La conexión Orinoquía-Pacífico

El proyecto de unir el oriente con el occidente de Colombia a través de una carretera es un tema que lleva más de un siglo de anhelos y esperanzas siempre aplazados.

Se trata de una supermegaobra que, atravesando la cordillera Central, conectará a Buenaventura con el Huila, el Meta y la Orinoquía, lo cual supone un gigantesco esfuerzo; seguramente, uno de los más ambiciosos de cuantos se han planteado en nuestro país, pues se trata de una carretera que tendrá una extensión de mas 1.200 kilómetros.

Esta interconexión permitirá el desarrollo definitivo de los Llanos Orientales y sus vecinos, que hasta ahora han permanecido aislados por no tener una salida al Pacífico.

Ha dicho Invías que para el año entrante estarán listos los diseños, la factibilidad y la viabilidad financiera en un plan maestro que será el punto de partida de esta billonaria obra, sin duda la más importante obra vial en los próximos años.

Desde el libertador Simón Bolívar, pasando por las docenas de gobernantes que ha tenido Colombia, el permitir el acceso de la Orinoquía al mar ha sido un sueño que por fin parece va a concretarse en una carretera que ojalá continúe su curso en los próximos gobiernos.

Sin duda, atravesar la cordillera Central es un reto para la ingeniería nacional, al que hay que apostarle de manera decidida como un proyecto nacional de primera línea, y confiamos que para ese entonces la corrupción que ha rondado las obras civiles en este país haya desaparecido, como bien se lo merece una nación que está padeciendo los sobrecostos de las mermeladas, los sobornos, las coimas y los ajíes.

Conectar la Orinoquía con el Pacífico será tanto o mas importante que la tristemente célebre carretera de La Línea que sigue empantanada, mal que ojalá no padezca la vía de los Llanos con destino Buenaventura.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado

Se la montaron a Ubeimar

La militarización de Buenaventura

Peleas de compadres

¿Más de lo mismo?

“Martillo”, íntegro e integral