Por: Luis Fernando Montoya

La Copa América

La principal función del pensamiento es la adaptación, es decir “pensando” intentamos resolver satisfactoriamente los problemas que nos plantean las distintas situaciones a las que nos enfrentamos en la vida.

“El ejemplo es lo que más vale”: Manzoni.

El pensamiento no es un proceso intelectual aislado, sino que se desarrolla y se produce en interacción con otros procesos, tanto intelectuales (memoria, lenguaje) como psicológicos (motivacionales, actitudes), fisiológicos (todos los que de alguna manera afectan al sistema nervioso) y sociales (relaciones interpersonales).

La Copa América es un torneo muy importante para Suramérica, por lo tanto debe enfrentarse y jugarse con un alto grado de responsabilidad por todos los competidores. Al interior de algunas selecciones como Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay, por el sentido de pertenencia y por su mentalidad triunfadora, van a querer ganarla y a jugarla con todo su empeño.

La selección de Colombia tiene una buena nómina de jugadores con experiencia en el fútbol, por lo tanto deben hacer un papel protagónico.

Este torneo debe servir para:

1. Afianzar y mostrar jugadores:  vamos a tener la posibilidad de ver jugadores que pasan por un buen momento futbolístico, como Lionel Messi, Alexis Sánchez, Neymar, Radamel Falcao García y Ganso, entre otros, y seguramente otros jugadores de menos prestigio, pero con deseos de mostrarse internacionalmente.

2. Identidad futbolística: aprovecharán este torneo algunas selecciones para fortalecer su estilo futbolístico con miras al objetivo principal, ir al Mundial 2014 en Brasil.

3. Sumar títulos:  tener en su palmarés deportivo el título de la Copa América es importante para un país,  para así convertirse en un referente para las generaciones posteriores.

La Copa América es un tránsito para algunas selecciones rumbo al Mundial 2014 en Brasil, pero es un torneo muy importante en nuestro continente, el cual hay que jugar con mucha responsabilidad y, si se dan las condiciones, ganarlo.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya