La COVID-19 nos ha quitado el salario, si nos quedamos en casa, ¿quién nos paga?

Noticias destacadas de Opinión

En respuesta al editorial del 12 de julio de 2020, titulado “Prudencia y sentido común contra el coronavirus”.

Si bien es cierto, mientras tratamos de resolver esta escalofriante enfermedad, las IPS parecieran tener esta sentencia por muy largo tiempo. Sabemos que en el Decreto 538, del 12 de abril de 2020, se busca fortalecer y mejorar de manera integral todo el servicio de salud que se presenta en el país para el manejo de la pandemia del COVID-19. Donde también se establecen mecanismos de pago a las mismas para la atención de pacientes afectados por el coronavirus. Se puede notar que este decreto también está infectado. Para ello tendríamos que realizarle una prueba rápida y esperar a que el puesto de salud lo incapacite.

Podríamos decir también que estos mismos entes están en el deber de realizar los pagos correspondientes y puntuales a las empresas, quienes hacen estas afiliaciones de la salud para sus trabajadores. Donde se conoce que el total es del 12,5 %. El empleador paga el 8,5 % y el trabajador el 4 %. Si las empresas les debitan este porcentaje a sus trabajadores del pago puntual de nómina, ¿por qué las IPS se demoran un siglo para atender estos llamados de sus afiliados? ¿Será que tendríamos que explotarle las redes al ministro de Salud para que él esté detrás de ese pago? ¿O simplemente realizar una protesta virtual para que el presidente te pueda escuchar? Sí se puede hacer, pero sería una gran pérdida de tiempo, ya que para estos entes es más fácil decir que el dinero también tiene COVID-19.

Entonces escuchamos, vemos y leemos muchas quejas de grandes, pequeñas y medianas empresas exigiendo ese pago obligatorio, para que las mismas puedan llevar a cabo el pago correspondiente a sus empleados. Teniendo estos una incapacidad laboral emitida por su IPS. Pero mientras estas les responden, la gran pregunta es ¿cómo hace el empleado para poder cumplir sus necesidades en su hogar? ¿Cómo se defiende para seguir siendo responsables con el pago de sus servicios? ¿Será que tendríamos que esperar tres mil años, como dice la canción del cantautor Enrique Iglesias? Para que así nunca nos olviden. Donde también tendríamos que quedarnos de brazos cruzados hasta que el ministro nos responda y emita esa respuesta que todos los colombianos quieren escuchar, o simplemente esperar a que las incapacidades arrojen el resultado negativo para coronavirus y así por fin nos puedan resolver.

Como persona que paga impuestos uno espera que esas contribuciones vayan a los hospitales, los que en verdad estén en una situación más precaria y así tengan suficientes capitales para poder cubrir las necesidades más urgentes que están presentes en su momento. Pero luego haces una pausa y te preguntas: si esto es así, entonces, ¿dónde están nuestras incapacidades?

Comparte en redes: