Macrolingotes

La elección de Pastrana

Noticias destacadas de Opinión

El próximo viernes, 7 de agosto, se cumplen 50 años de la posesión de Misael Pastrana Borrero como presidente. Su elección ha sido una de las más controvertidas de nuestra historia, tanto que dio origen al nacimiento del M-19. Como reportero de El Espectador me correspondió cubrir esos comicios desde la propia Registraduría Nacional del Estado Civil, en un viejo caserón que estaba abajo de la avenida Caracas, entre calles 17 o 18. Se ha especulado diciendo que este periódico cambió la edición del lunes para divulgar el triunfo de Pastrana y no de Rojas, como había aparecido originalmente.

Lo que sucedía era que en aquella época se hacían varias ediciones, que se llamaban: de “tierra”, la que se transportaba en camiones; la “aérea”, que iba para la Costa, y la última, que era la de Bogotá.

Para la primera me tocó dictar por teléfono la noticia —por supuesto, en esa época no había computadores y los reporteros éramos “dictadores”—, tomada de los primeros boletines, “Rojas, 1’117.902; Pastrana, 1’096.140”, titular a ocho columnas. Así circuló en la edición de “tierra”, y jamás se recogió, como a veces se ha especulado.

Recuerdo que hacia las dos de la madrugada llegó a la Registraduría María Eugenia Rojas de Moreno, dando por hecho el triunfo de su padre y citando de memoria —me llamó la atención— cifras electorales de ciudades y municipios pequeños. A las dos y cincuenta de la madrugada hubo un nuevo boletín: Pastrana 1’368.981 y Rojas 1’366.364, que dio lugar a cambios en las siguientes ediciones. Y así siguió la tendencia.

Gracias al triunfo de Pastrana y a su presidencia, Andrés, su hijo, llegó a la misma dignidad, después de TV-Hoy y la Alcaldía de Bogotá. ¿Qué tal si hubiera ganado Rojas? De pronto habríamos tenido a su nieto Samuel en la Casa de Nariño, también después de la Alcaldía de Bogotá. Pero este fue el principio delfín.

Comparte en redes: