Por: Cartas de los lectores

La enfermedad del patriarca

El país sabe que el problema del mandatario venezolano no es la enfermedad, eso es una parte; su problema real es que no puede dar respuesta a la anarquía en que convirtió sus años de mandato.

Los vecinos viven una crisis de institucionalidad como nunca antes vista en toda su historia republicana; donde el régimen y sus huestes tiene el sol a sus espaldas. Ya no hay antifaces que valgan, ni tragicomedias; ahora todos por igual están sufriendo lo que significa un desgobierno hampón del erario público, sin ningún reparo posible.

¿A quiénes les preocupa dilatar la ausencia del “patriarca de Sabaneta”? A los grupos en disputa, pues la pelea es por quién pudiera estar en el trono. Hecho este muy difícil, debido a que los procederes de los posibles seleccionados en un momento dado, para cubrir la vacante del caporal de Miraflores, ninguno será respetado por los súbditos del PSUV. Esa declaración del gobernador de Barinas, cuando señalaba que la revolución se podía defender en las urnas, pero también con las armas, ese mensaje es para sus lugartenientes chavistas sabiendo el desprecio que profesan hacia las cabezas importantes que la conforman y han conformado los carteles de poder en esta gestión gubernamental.

Los padecimientos letales y reales, por los cuales sufre el teniente coronel, allá por tierras cubanas, es saber que los encargados de enterrar a sus muertos muy pronto van a ser sus mismos sepultureros y no precisamente la oposición; algo muy triste para un “Mesías”. Sucederá que el hijo de doña Elena terminará como el personaje del anciano general Zacarías en la obra de García Márquez El Otoño del Patriarca.

 Alejandro Moreno. Cúcuta.

La muerte del Colón

Desde que el Ministerio de Cultura vendió el parqueadero del Teatro Colón al Fondo de Cultura Económica de México condenó a muerte al Teatro Colón porque nadie volverá a que lo atraquen en sus alrededores, si no construyen un parqueadero en altura en el lote de atrás del Teatro, por donde se pueda pasar directamente a este. Dicho lote es del Mincultura. Es el colmo que lleven cuatro años y no hayan terminado la primera parte de la remodelación.

 Antonio Chávez. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores