Por: Iván Mejía Álvarez

La Euro va en serio

La pelota ya rueda en la Eurocopa de Naciones, una gran fiesta de los europeos para todos los amantes del balón.

Así como en un Mundial sobran selecciones nacionales y algunas simplemente hacen el papel de comparsas, en la Euro también sobran equipos y al final de cuentas, parodiando a Carlos Bilardo, los finalistas son casi siempre los mismos: Alemania, Italia, Francia y Holanda.

Claro que también se dan sorpresas como la de los simpáticos griegos que con el “terremoto” Otto Rehaguel, como director técnico, lograron ganar en Portugal hace cuatro años cuando nadie se lo esperaba y dieron la vuelta a punta de defenderse y defenderse. Es el sino de los equipos pequeños, meterse atrás y contragolpear, por si les da resultado.

En la previa,se ve una selección italiana poderosa, pese a la pérdida del defensor Alessandro Fabio Cannavaro. El tener la base del campeón del mundo (Buffon-Zambrotta-Gatusso-Barzagli-Pirlo-Camoranessi-De Rossi-Perrota-Luca Toni) le hace el gran candidato. Además, así no guste a la óptica, nadie mejor que los italianos para reducir espacios y preparar ataques mortales. Nadie maneja mejor la cultura táctica del “contropiede” que los discípulos de Donadoni.

Alemania está en una dura etapa de renovación y con la égida de Ballack, intenta montar un combinado que vuelva a ganar algo. Hace mucho rato que no ganan nada y la sequía ya es larga. Lo mismo Holanda, un fútbol publicitado, famoso, con muy buenos jugadores, pero carente de títulos. Entre 1974 y 2008, con tantos cracks que han producido los “naranjas”, sólo un título, hace 20 años en la Euro de Suecia, es poco botín.

Francia está terminando una generación post-Zidane, en la que los nombres como Benzema, Diarra, Ribery y Toulalan, se abren paso. Lo que se vio contra Colombia no tiene nada que ver con lo que puede ser el fútbol galo en esta Eurocopa. Sin meter el acelerador ganaron y si se lo proponen, hasta golean.

Finalmente, Portugal, es otro gran candidato de la mano del maestro Scolari y con jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo, Deco, Carvalhlo y Ricardo Quaresma. Ojo con éste que juega muy bien a la pelota. ¿Y España? Espero estar equivocado, pero darán alegrías, pegarán salticos, harán sonar los fuegos artificiales y a la hora de la verdad, nada de nada. A España siempre le falta pelo para moña.

Bienvenido el gran fútbol y no esperen taquitos y bobaditas. Los europeos juegan a ganar y eso no incluye el “show”.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez

Fracaso anunciado

Boca-River

Otro fracaso

Despierte, Ramón

Bucaramanga