Por: Mario Fernando Prado
Sirirí

La feria de la alegría

Superando todas las vicisitudes de este angustioso año, Cali se viene con toda la artillería para celebrar su Feria número 62, seis días —del 25 al 30 de diciembre— en los que se fundirán en un solo abrazo quienes participen de este fraternal encuentro.

Es de destacar que de los 58 eventos programados, 57 podrán disfrutarse gratuitamente y tendrán un menú para toda la familia, porque, bueno es resaltarlo, no solo de salsa vive Cali: la Feria ofertará además espacios culturales, deportivos y de emprendimiento, siendo la música el gran hilo conductor en torno al cual girará buena parte de las actividades.

En ese orden, el afamado Encuentro de Melómanos y Coleccionistas, que llegará a sus 28 ediciones, ofrecerá este año los “Melomanitos”, espacio para que las nuevas generaciones tomen la posta musical de una tradición que se volvió famosa.

Por otra parte, en el también tradicional Salsódromo se bailará al son de Mi gente en honor a aquellos que ríen, gozan, sienten y vibran en un esfuerzo por impulsar, a través del arte, la toma de conciencia sobre la grandeza de lo individual y el poder de lo colectivo.

Indudablemente será la fiesta de la alegría con su Feria Rural y Comunera, que llegará a los distintos corregimientos caleños, también con una Feria Artesanal del Emprendimiento, Festival de las Mascotas y la muy mentada Calle de la Feria, en la que en la autopista Suroriental y casi 20 cuadras se podrá bailar hasta que san Juan agache el dedo.

Y, por si fuera poco, de nuevo los viejos carros, antiguos y clásicos, deleitarán con sus piezas únicas que desfilarán de manera organizada y cuyos conductores y pasajeros vestirán a la usanza de las épocas de estos vehículos, esmeradamente alistados para la ocasión.

El día viernes 27 se realizará el tan esperado Superconcierto, que espera reunir más de 40.000 espectadores, con ocho superartistas de renombre mundial en el estadio olímpico Pascual Guerrero, quienes durante más de ocho horas deleitarán sus oídos y sus esqueletos con lo más rumbero en materia de salsa, bachata, reguetón y otras expresiones populares.

Alegría para dar y convidar es lo que ofrecerá Cali en esta temporada de fin de año. Todavía se pueden reservar hoteles. Cali los espera. ¡Nos pillamos!

895456

2019-12-13T00:00:31-05:00

column

2019-12-13T00:30:01-05:00

[email protected]

none

La feria de la alegría

24

2426

2450

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado

Cali, capital de las aves

Y nos mamaron gallo

El Valle pide cacao

¿Será creerle?

Los “clusters” del Valle del Cauca