Por: Luis Fernando Montoya

La final de la B.

“No importa cuán lento vayas, lo importante es nunca detenerse”: Confucio.

Inició el octagonal final del torneo de ascenso, en el que los equipos clasificados buscarán el cupo para lograr instalarse en la final y conseguir su máximo objetivo de ascender a la categoría A.

Si realmente usted es una persona dinámica y organizada, por favor, no juegue sucio contra sí mismo al proponerse algo y no cumplirlo. La persona triunfadora es aquella que no hace malas jugadas sino la que organiza bien sus planes y programas y no desiste de ellos hasta verlos realizados.

En una seria tan corta como la que se está jugando en la B es importante tener en cuenta los desplazamientos, las expulsiones, las lesiones, la recuperación y el momento futbolístico por el que estén pasando los jugadores de cada uno de los equipos.

Debemos recordar que el campeón del primer torneo fue la Universidad Autónoma, y si el campeón es diferente a éste, deben jugar dos partidos para definir quién asciende.

En otras oportunidades ya hemos visto que entran como favoritos los equipos que han pertenecido a la primera categoría, pero a la hora de la competencia no han logrado ratificar su favoritismo y han logrado el ascenso los menos favoritos.

Ya se han presentado algunos resultados que han empezado a incomodar a los equipos que han estado en la A, por eso es fundamental que replanteen rápidamente su accionar futbolístico.

El Cortuluá, el Real Cartagena, el Atlético Bucaramanga y el América de Cali, por su historia futbolística, por sus aficiones y las ciudades que representan, han estado en la primera categoría, ya llevan varios años en la categoría B, son los llamados a ascender.

América es uno de los equipos históricos e importantes del fútbol nacional e internacional. Durante este segundo torneo ha sido el de mejor puntaje, tiene un cuerpo técnico de mucho recorrido y experiencia en el fútbol, liderado por el técnico Diego Umaña, un grupo de jugadores de buen rendimiento y buenas condiciones técnicas. Comandados por Alexis Viera y Paulo César Arango, tienen la responsabilidad de darle la alegría a la inmensa afición americana de volver a estar en la primera categoría.

El fútbol es un juego impredecible; al final se pueden presentar sorpresas. Por eso es básica la buena preparación física, técnica, táctica y mental de cada uno de los equipos para enfrentar este octagonal.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Nacional: aún se puede

Inestabilidad técnica

Bienvenido el fútbol colombiano

Francia, finalista

Balance