Por: Óscar Alarcón
Macrolingotes

La grandeza de Zipaquirá

Los españoles iban en busca de El Dorado y lo que descubrieron fue la sal. Los expedicionarios, mientras caminaban por una trocha, encontraron terrones de sal. Por primera vez la vieron, era blanca. Muy distinta de la que conocían, aquella extraída del mar. El espíritu aventurero los llevó hasta Zipaquirá, en donde conocieron las minas de sal. A ese municipio cundinamarqués se le ha mencionado recientemente porque allí creció nuestra nueva gloria ciclística, Egan Bernal.

Antes se le conocía por su catedral y también porque otra de nuestras glorias, Gabriel García Márquez, hizo los últimos años de su bachillerato en el Liceo Nacional de esa ciudad.

“Lo único que sabía de esa ciudad histórica era que tenía minas de sal”, comenta en sus memorias el ilustre escritor. Cuando llegó al Liceo lo deprimió el patiecito de arcos coloniales tallados en piedra viva, con balcones de madera pintados de verde y macetas de flores melancólicas en los barandales.

Pues ese colegio, que ha merecido informes de la televisión mundial, acaba de ser remodelado y embellecido por el alcalde de Zipaquirá, Luis Alfonso Rodríguez. Lo mostró en una ceremonia especial en donde personificaron a algunos de los que convivieron con el escritor en sus años juveniles, como el celador de entonces, Riverita, así como al propio Gabo, a quien sus profesores (representados) aconsejaban seguir por el camino de las letras.

Hubo izada de bandera, concierto y hasta sombrillas amarillas. Qué bello espectáculo ofrecieron quienes hoy también se sienten orgullosos de que por sus calles igual transitó con su bicicleta quien con orgullo saludó en cuatro idiomas y entonó el himno nacional en los Campos Elíseos de París.

Cuando hace muchos años Gabo vio a lo lejos a un paisano en París, a voz en cuello le gritó: “Aracataca sí es grande”. Y hoy Zipaquirá también lo es.

Le puede interesar: "Colombia en el Tour de Francia: de 'Cohise' y ´Lucho' Herrera a Nairo y Egan Bernal"

874545

2019-08-06T00:00:51-05:00

column

2019-08-06T10:36:26-05:00

[email protected]

none

La grandeza de Zipaquirá

25

2339

2364

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón

La Filarmónica de Berlín

Los retos de Duque

La terna para fiscal

La “Niña Ceci”