La importancia de una estrategia de largo plazo

Noticias destacadas de Opinión

Sé que los beneficios económicos son importantes. También concuerdo con aquella frase de que la caja es el rey (cash is king). En efecto, en la medida que una organización genere resultados positivos y los maximice para sus accionistas, mejor será la medición de sus líderes. No obstante, esta visión —que a mi gusto es de corto plazo— puede terminar por demeritar las intenciones en el mediano y largo plazo. En la medida que los resultados y la caja de las organizaciones se mantenga con crecimientos constantes en el mediano y largo plazo, entonces podremos analizar, holísticamente, la gestión de la administración y de los líderes detrás de ella, incluyendo por supuesto a los emprendedores.

El punto de discusión es qué tanto están haciendo las organizaciones, cualquiera que ella sea, para brindar seguridad razonable sobre el retorno de inversión. Ahora bien, también es necesario analizar el retorno de inversión no solo desde la perspectiva del dueño, socio o accionista, sino también de los interesados claves (stakeholders). Pero vayamos por partes. Lo primero que hay que analizar es la visión de largo plazo. En columnas pasadas he enfatizado en combatir el cortoplacismo, que es unos de los males endémicos de los líderes empresariales y de algunos emprendedores. Si esto se logra, dejaremos de pensar en emprendimientos golondrinos (parafraseando aquello de los capitales) y también en compañías que aceleran su fracaso, disolución y liquidación obligatoria. Para soportar esta hipótesis, podrán acceder a un artículo científico de mi autoría.

En tal sentido, es momento de pensar en planeaciones estratégicas que le den valía al largo plazo de cara a buscar longevidad empresarial. Para ello, es necesario que las organizaciones establezcan una estrategia de retorno de inversión no solo para sus dueños, accionistas o socios, sino también para sus stakeholders. Para poder lograrlo es necesario que las organizaciones definan con claridad su propósito de negocio y que en ello se establezca claramente cómo se está pensando en generar sostenibilidad para sus stakeholders. Es necesario también establecer en qué contexto, sector o industria está la organización. Un punto importante acá es el establecimiento de capacidades estratégicas que le permitan a la organización la creación de valor y la protección de este en el largo plazo. Por supuesto, todo este marco debe acompañarse de métricas que permitan monitorear el avance de esta estrategia de generación de valor sostenible en el largo plazo.

Las últimas dos semanas tuve la fortuna de terminar un proyecto ambicioso para Colombia en materia de la implementación de planes de acción en materia de sostenibilidad. El proyecto, liderado por UNCTAD de Naciones Unidas, estaba dirigido a las instituciones del Estado, universidades, agremiaciones y del sector privado, entre otros. Tuve la oportunidad de presentar, junto con UNCTAD, los resultados del plan de acción de cara al establecimiento de guías prácticas para las organizaciones en materia de sostenibilidad. La visión de largo plazo, según UNCTAD, es definir cuatro pilares fundamentales: 1. La medición ambiental. 2. La medición económica. 3. La medición social. 4. La medición institucional. Muy acertada esta definición pues revela una guía en la que se establece como objetivo fundamental la implementación de un retorno de inversión holístico en el que no solo se genere valor a los accionistas. Es importante resaltar también el marco conceptual propuesto por el Embankment Project for Inclusive Capitalism (EPIC) en el que se refrenda, por parte de compañías públicas internacionales, la necesidad de generar confianza en los mercados de capitales a través de la generación de valor en el largo plazo. Para ello, la metodología de EY (Ernst & Young) establece una guía clara y detallada en materia denominada Estrategia de Valor de largo plazo (long term value). Interesante sería que las organizaciones colombianas y latinoamericanas les dieran un vistazo a las tendencias y propuestas de cara a generar confianza con sus stakeholders, pero de manera sostenible o de largo plazo.

En Twitter: @JnicaV

Comparte en redes: