Por: Cartas de los lectores

La información sobre el "fracking"

Otra vez. Hasta cuándo tendremos que tolerar que nos mientan, que nos engañen, que nos pretendan pintar la cara. Según declaraciones tomadas de noticia publicada en su medio: “El presidente del gremio que agrupa a las multinacionales del petróleo con actividad en el país señaló que apenas lo que se busca actualmente en Colombia es comprobar, a través de la fase exploratoria, ‘si el país cuenta efectivamente con hidrocarburos en este tipo de yacimientos, lo que permitiría tomar las decisiones del caso sobre una posterior producción’”. Muestra de cinismo mayor es difícil esperar.

¿Acaso no vendrá después, de las empresas petroleras, el reclamo con el argumento: se me dejó investigar, invertí miles de millones en la etapa exploratoria y cómo entonces los recupero? Petroleras de las que historias de demandas, invasiones, de ahorcar países, de someter y humillar a sus pueblos porque sus órdenes no son cumplidas son repetidas por cientos. Tener confianza en la industria petrolera, con el poder que tienen, es quizá muestra de ingenuidad, y el pensar en torcidos no es de extrañar. Además, sorprende: ¿hacer ensayos no requiere licencias? ¿Se pueden adelantar trabajos sin licencia?

También es motivo de protesta la actitud de medios de comunicación que, haciendo juego a las declaraciones del presidente del gremio, no le preguntan al entrevistado en cuántos países esas técnicas están prohibidas, en cuántos estados de Estados Unidos tienen demandas por el uso y abuso de estos procedimientos para la extracción de petróleo y complementadas con demandas por ocultar información, por comprar investigadores para ocultar la incidencia de la industria petrolera en el cambio climático. Y no olvidemos cómo implementaron el uso de plomo en la gasolina. La industria petrolera debe ser mirada con cautela, han sido tantos y tan graves los engaños. El derecho a ser informado debe ser con claridad, a no recibir información sesgada, y que con el manejo de la información defiendan claramente las posiciones del entrevistado. El tema del fracking es de importancia suma, y el estado del arte aún no permite tener certidumbre sobre su inocuidad con las aguas y el aumento de la actividad sísmica. Si recordáramos la frase: “La prudencia hace verdaderos sabios”.

Exigir manejo claro, sin engaños, sin sesgos sobre la información que se difunde, bien sea en medios radiales o escritos, es lo menos que podemos esperar los ciudadanos del común. Respeto a la audiencia, de la que se ufanan los medios, es indispensable y es la fuente primera de credibilidad, a la cual deben su existencia. No más información sesgada que solo beneficia a algunos y muy pocos por desventura. Esta muestra de nuestra cultura, que con la incertidumbre que hay sobre estas técnicas nos lleve a elegir el petróleo, sí, por Dios, sobre el agua, si es, ay, ay, el colmo. Y nos rasgamos las vestiduras cuando hablamos de corrupción. Si solo pensáramos en el bien común, dudas y muchas se despejarían sobre el tema de qué es corrupción.

Manuel José Jiménez Gómez. Medellín.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Carta de un navegante por la educación

¿Y dónde están ellos?

Personaje tóxico