Por: Michelle Arévalo Zuleta
La michelada

La moda arcoíris que trasciende

Frases como elijo ser, deseo vivir, el amor no tiene sexo, o ¿cúal es tú maricada?, han invadido la moda y  las redes sociales al tiempo. Después de la reciente marcha del orgullo gay “Pride Colombia 2019”, infinidad de marcas y empresas han manifestado su apoyo a esta comunidad, implementando los colores del arcoíris de la bandera LGBTI  a sus logos.

Pero sin duda ha sido la moda la que se ha convertido en el canal de comunicación ideal a la hora de transmitir este mensaje de diversidad sexual. La misma no sólo representa una industria o sector de la economía, sino que supone una forma de arte que expresa y transforma la realidad y a las personas. En nuestro país, hasta hace algunos años, algunas marcas de moda han venido entendiendo que esta comunidad no es una tendencia o una postura de solo marketing, a pesar de ser un nicho de mercado que de acuerdo con el informe presentado por LGBT Capital al cierre del 2018, mueve cerca de  US$3,6 billones de dólares, los consumidores de la comunidad LGBTI representan más que una cifra, una nueva generación de personas sin miedo a expresarse como son. 

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa. Anteriormente era impensable que los hombres vistieran prendas más allá de unos pantalones y unas camisa de colores planos y sin mucho de diseño. Con el tiempo y gracias en parte de la globalización y redes sociales, el miedo a “salir del closet” es cada vez menor, por el contrario entrar en este closet y sacar las mejores prendas para manifestar lo poco que nos importa lo que la gente piense de nosotros, es la nueva forma de salir de él. Por eso, no me fue difícil encontrar marcas que hoy le apuesten cada vez más a la ropa sin género y que estén usándola para reivindicar la diversidad sexual. 

Christian Colorado (@christiancolorado.co) es uno de los diseñadores que hacen parte de los jóvenes con más proyección en Colombia. De Bosa a Nueva York, ha mostrado que el streetwear va más allá de prendas básicas y piezas obvias: la ruptura de materiales y diseño puede hacer la diferencia con chaquetas, camisetas y abrigos que predominan en sus colecciones las cuales, han demostrado que entre gustos definitivamente no hay disgustos y que no existe ropa de hombre y mujer, sino, ropa para seres humanos. 

Zandan (@zandan) es otra marca que fue creada por Henao y Uyazán hace tres años, con la particularidad de que nació de sus propias vivencias de discriminación por orientación sexual. Como parte de los estudios de mercado encontraron que no existían marcas que trabajaran con homosexuales o transgéneros y decidieron arriesgarse y ponerse en los zapatos, de todos los que como ellos se sintieron alguna vez discriminados por su orientación sexual. 

Hoy en día, tienen una línea drag queen(transformista) que atiende las necesidades de estilos, tallas y tacones para esa población, la cual es protagonista de sus colecciones, todo enmarcado en la lucha por la aceptación, inclusión y tolerancia que muchas veces brilla por su ausencia en países como el nuestro. 

Para nadie es un secreto que las redes sociales han servido de canal de difusión en este tipo de causas, pero también han demostrado ser fuente de inspiración para marcas como Diez (@diez.co), otra marca que sin duda ha venido revolucionando la moda en Colombia con una propuesta que no tiene género a la hora de vestir, pues sus camisetas y estampados son iguales para hombres y mujeres, sus creadores aprovecharon el hashtag #Cuálestumaricada, para lanzar camisetas edición limitada con esta frase en diferentes colores del arcoíris, una campaña que no pretende quedarse en lo efímero, sino celebrar más allá de un solo mes la diversidad de género.

Es claro que no hace falta ser la causa para defender la causa, usar una prenda con los colores del arcoíris no es algo exclusivo de la comunidad LGBTI, mostrar apoyo a través de una prenda puede ser lo mínimo que hagamos por esta causa, que al final es la causa de todos en la lucha por la aceptación de nuestro cuerpo, de nuestra imagen, de nosotros como seres humanos, es mandar un mensaje al mundo de lo innecesario que es ser clasificados y segmentados por nuestra orientación sexual. Nos llegó el momento de abrir nuestra mente y nuestro closet a un mundo sin estereotipos. 
 

870334

2019-07-11T00:00:23-05:00

column

2019-07-11T00:15:01-05:00

jrincon_1275

none

La moda arcoíris que trasciende

32

4559

4591

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Michelle Arévalo Zuleta

Un restaurante para amar la vida

El nuevo restaurante Nikkei que llegó Bogotá

Viajar en la nave de los locos

Moda inteligente

La comida al desnudo