Por: Luis Fernando Montoya

La norma no juega

“Lo que lleva mucho tiempo en aprenderse, lleva también mucho tiempo en olvidarse”, Séneca.

Luego de ser abolida la norma de poner a jugar obligatoriamente a un jugador Sub-18 en nuestro fútbol, poco a poco van surgiendo y haciendo buen camino varios futbolistas, que si los saben llevar y orientar se convertirán en una base muy importante para las futuras selecciones de Colombia.

En varios equipos de nuestro balompié se viene estructurando un trabajo profesional, serio, metódico y responsable en las divisiones menores, surgiendo jugadores con condiciones personales y futbolísticas para que los técnicos de la categoría A profesional crean en ellos y poco a poco los vayan utilizando en los partidos para fortalecerlos.

Es muy importante el surgir de nuevos jugadores para nuestro fútbol, pero debemos tener presente lo siguiente:

1. Trabajo mental: es una de nuestras debilidades, es importante ayudarlos en ese aspecto, donde aprendan a manejar la fama, las amistades, los elogios, los insultos, los malos comentarios, entre otros, y no se dejen emborrachar por el éxito ni destruir por el fracaso.

2. Trabajo técnico-táctico: continuar fortaleciéndolos para que cada día mejoren sus condiciones individuales.

3. Ritmo de competencia: es fundamental que poco a poco y de acuerdo con lo que muestren, ponerlos a jugar para que adquieran mayor experiencia.

Jugadores:

1. Edwin Cardona: volante del Nacional y de la selección de Colombia. Debe tener la oportunidad en su equipo de tener ritmo de competencia, es un jugador con buenas condiciones técnicas.

2. Luis Carlos Ruiz: delantero del Júnior. Se mueve bien en el área y tiene gol.

3. Michel Ortega: volante del Cali.  Tiene personalidad para jugar, buena pegada de media distancia y buen manejo del balón.

4. Pedro Franco: defensa de Millonarios. Tiene buena talla y va bien en el juego aéreo.

5. Cristian Bonilla: arquero del Chicó. En los partidos que ha jugado mostró seguridad.

6. Fabián Castillo: delantero del Cali.  Rápido y desequilibrante.

7. Luis Mosquera: delantero de Millonarios.  Veloz y desequilibrante.

8. Luis Fernando Muriel: delantero del Cali. Es un joven humilde, técnicamente bien dotado y tiene gol.

Estos son algunos de los jugadores jóvenes que vienen mostrándose en el fútbol profesional, tienen calidad pero hay que orientarlos, formarlos y llevarlos paso a paso para no perderlos.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Final a la distancia

Hay futuro

Nacional, a enderezar el camino

Final inédita

América y Cali, a mejorar