Miguel Ángel López, el favorito de Lucho Herrera para ganar la Vuelta a España

hace 18 mins
Por: Aldo Civico

La ola del cambio

Al convocar a la Casa de Nariño a los promotores de la consulta anticorrupción, el presidente Iván Duque demuestra haber entendido el mensaje político que más de 11 millones de ciudadanos enviaron a la clase política, expresando el rechazo, no solo frente a la corrupción, sino también frente a la inmovilidad del Congreso, que no ha logrado promulgar una ley que ataque este cáncer de la democracia.

De hecho, existe en el país una ola creciente de ciudadanos de todas las ideologías que piden un cambio en la política. La foto del pasado domingo es muy distinta a la foto de los tres expresidentes que se reunieron, en el Hotel Ópera de Bogotá, para hacer acuerdos entre partidos; son dos visiones de la política opuestas, son dos culturas políticas distintas. De hecho, hay una nueva conciencia que se está formando entre los colombianos, que concibe a la política en su significado original, como el arte que es propio de los ciudadanos. Es una ola de ciudadanos que quiere retomar la política, quitándosela de las manos a los corruptos, quienes hacen de ella una oportunidad para promover los intereses particulares de unos pocos. Al fin y al cabo, estos ciudadanos piden más política, y por eso la abolición de la clase privilegiada.

Frente a esta sensibilidad creciente, lucen como dinosaurios de Jurassic Park quienes obstaculizan y no entienden este fenómeno, que además ya se ha manifestado en los últimos años en elecciones locales, así como en las recientes elecciones presidenciales. Estos dinosaurios no existen solamente en política, sino también entre directores de medios. Con la excepción de Yolanda Ruiz, directora de RCN Radio, ningún medio nacional le hizo seguimiento en vivo a la consulta del domingo pasado. Hay canales que han preferido mostrar la película de Superman, en lugar de seguir una iniciativa ciudadana. Ninguno de los medios entendió en qué medida este tema iba a mover a los ciudadanos, quizás porque están acostumbrados a moverse en sintonía con las dinámicas del poder, más que con las de los ciudadanos. Por eso, los protagonistas de la consulta fueron las redes sociales, confirmando así los cambios profundos que hay en la manera y en los medios que los ciudadanos tienen para comunicarse, y tomar decisiones políticas. Pudo más el video de Daniel Samper que cualquier otra cosa.

Cada vez más, el futuro de la política será de quienes lograrán sintonizarse con las sensibilidades de los ciudadanos, que hoy ya tienen más medios para formar sus opiniones, expresarse y organizarse alrededor de intereses y valores compartidos, más allá de las ideologías; esto pasó el domingo. El futuro es de los ciudadanos, no de las castas.

Posdata. Después de más de seis años, esta es hoy la última columna que escribo para El Espectador. Quiero agradecer a Fidel Cano por la oportunidad que me ha dado de poder compartir con total libertad e independencia mis opiniones. Gracias también a los lectores que me han acompañado, expresando sus acuerdos y desacuerdos. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, de la cual siempre estaré muy agradecido.

Le puede interesar: "Así lo roban en Colombia y usted ni cuenta se da" 

 

808789

2018-08-28T16:00:00-05:00

column

2018-08-29T06:35:18-05:00

[email protected]

none

La ola del cambio

17

3533

3550

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Aldo Civico

Liderazgo generativo

Por qué elegí la ignorancia selectiva

El nuevo orden mundial de Donald Trump

La victoria de López Obrador en México

Iván Duque: ¿un presidente puente?