Por: Juan Carlos Ortiz

La percepción Colombia

Cuando se trabaja en publicidad y en mercadeo, siempre se vive entre el mundo de la realidad y el de la percepción.

A veces la percepción supera su realidad, a veces la realidad supera la percepción y a veces se encuentran equilibradamente en niveles similares.

Estas últimas semanas tuve el privilegio de haber sido elegido y haber participado en el Foro Económico Mundial para estudiar en la prestigiosa Universidad de Harvard, acompañado por 70 jóvenes lideres globales. Personas provenientes del mundo empresarial, del sector público y de distintas ONG.

Esta semana, al finalizar una de las sesiones de trabajo, tomé la iniciativa creativa y tuve la valentía del micrófono para pedirles proactivamente que cada uno escribiera en un papel, en una palabra, lo primero que se les pasaba por la cabeza al mencionarles la palabra Colombia.

Un ejercicio que no buscaba profundizar de manera inducida ningún tópico. Simplemente buscaba una percepción inmediata y espontánea de la imagen que nuestro país representa para cada uno de ellos, jóvenes lideres globales, de ambos sexos, de distintas razas, de distintas religiones, con distintas posturas políticas y económicas.

Realmente una oportunidad histórica y sin tapujos para medir nuestra percepción ante el mundo. Recolecté los resultados y aquí están frescos y en su orden de importancia: drogas, 21 menciones; secuestro, 7; Farc, 6; gente amigable, 4; Uribe, 4; carteles, 3, y violencia, 3, por mencionar las más importantes.

No hay que ser genios para ver que los rangos dominantes son totalmente negativos y que barren completamente con nuestra imagen. Es sin duda el deterioro de varias décadas. Pero sabemos que Colombia es mucho más que eso y también mejor. El problema es que la mayoría no lo sabe. ¿Seremos capaces como colombianos de empezar a subir positivamente y focalizarnos para remontar nuevos indicadores que logren finalmente aproximar la realidad con la percepción y nos hagan sentir más orgullosos?

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Carlos Ortiz

Leyendas de carne

Residuos muiscas

Sabiduría sobre ruedas

Que no se nos vaya la luz 

Pido perdón