Por: Hernán González Rodríguez

La pérdida de poder de EE. UU.

La prestigiosa revista Time publicó el 14 de diciembre pasado un objetivo artículo que se puede consultar por Google, digitando: “The End of America’s Cultural Hegemony is Here”, el cual traduzco como: “Nos ha llegado el fin de la hegemonía cultural de Estados Unidos”. La autora es Fatima Bhutto, reconocida por la revista como la autora de seis libros de ficción y de no ficción. A continuación, mi traducción de los párrafos más importantes.

“Cuando se trata de guerras culturales, emerge en forma indudable el siglo pasado como el siglo de los estadounidenses. Regresamos victoriosos de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial, con nuestra economía creciendo en forma elevada tanto en influencia como en poder, Estados Unidos fue reconocido como el emblema mundial del progreso, la libertad y la modernidad”.

“El sueño anterior se logró en gran parte por intermedio del poder de la cultura de los estadounidenses, de su aparato productivo sin par, de las películas de Hollywood, de sus programas por la televisión y su música, la que se reprodujo a lo largo y ancho del globo”.

“Hoy día, sin embargo, la cultura de los Estados Unidos encara graves retos por culpa de unos cuantos países asiáticos, cada vez más reconocidos como fuertes competidores. La credibilidad de los estadounidenses está siendo golpeada en forma eficaz como resultado de la limitada capacidad disuasiva de sus políticas e inversiones internacionales”.

“Las migraciones y la urbanización son culpables de profundas consecuencias, como el creciente descontento. En 2015, más de 1.000 millones de personas dejaron sus hogares en la búsqueda de una mejor vida. Solo un pequeño porcentaje, 244 millones, migraron al exterior. La gran mayoría, 763 millones, se trasladaron desde las regiones rurales hacia las urbanas, dentro de sus mismos países”.

“Apretujados en las ciudades, sin soporte alguno, los millones que llegaron tarde al mundo moderno se encuentran angustiados y en pie de lucha. La promesa de globalización se convirtió en una mentira, porque no todos los botes se han elevado con la marea, tal como se había prometido. La mayoría de los países del mundo luchan para no naufragar, mientras un pequeño porcentaje de ellos flota confortablemente”.

“Quienes fueron abandonados por el capitalismo y la globalización ya no dirigen sus lealtades hacia Hollywood. La cultura que se origina hoy en India, Turquía, Corea del Sur y, en especial, China está exponiendo la cultura de Occidente en el siglo XX a un tsunami que está arrasando sus costas”.

Mis noticias. La revista Dinero publicó un excelente artículo que se puede consultar por Google para confirmar el tsunami, digitando: “El metro de Bogotá es solo el comienzo del boom chino en Colombia”. Según dicho artículo, de 20 firmas chinas operando en Colombia se ha pasado en cuatro años a 80. Muy pronto fabricarán buses eléctricos, ya tienen contratos firmados para 2.250 MW de energía eólica y solar. En Urabá, me informan, ya poseen los chinos hoteles, locales comerciales… ¿y uno de los nuevos puertos?

898186

2020-01-03T00:00:00-05:00

column

2020-01-03T00:00:01-05:00

jrincon_1275

none

La pérdida de poder de EE. UU.

31

3252

3283

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Efectos económicos del COVID-19

Agenda Colombia-EE. UU. contra las drogas

Entrevista al expresidente Uribe

Sobre el aborto

El nuevo comercio: ¿el administrado?