Por: Hernán González Rodríguez

La precandidatura de Humberto de la Calle

Sostuvo el desesperado y poco convincente exnegociador en La Habana por parte del gobierno del presidente Santos, señor Humberto de la Calle Lombana, que, en su opinión, radica el objetivo fundamental de Colombia en este momento en conformar una coalición monumental, que gane en la primera vuelta para elegir presidente, con el fin de continuar por la ruta de la paz y abrir senderos de cambio.  Al país le resulta fundamental derrotar la coalición de Álvaro Uribe con Germán Vargas Lleras.

Y dijo, además, que no se presentará en marzo de 2018 a participar en una consulta interpartidista, en la cual compitan conjuntamente cuatro o cinco candidatos del Partido Liberal, con los de otros partidos, porque sería un suicidio, se descuartizaría el liberalismo al ponerlo a competir en momentos que hay más recogedores de firmas que votos.

Se quejó De la Calle de la apatía de sus copartidarios, quienes no lo han escuchado para nombrar un candidato en noviembre próximo por otros medios legítimos y utilizados universalmente, tales como una consulta interna, el consenso…

Espera, finalmente, que se impongan sus ideas, porque coinciden ellas con las del liberalismo de avanzada. Considera él que esta coincidencia entraña el incentivo clave para lograr el apoyo de una coalición integrada por Claudia López, Sergio Fajardo y Jorge Robledo.  Propuso, finalmente, que se redacte un manifiesto que defina la filosofía liberal. Hasta aquí algunos apartes del video fuente de esta nota. 

Considera el mayor absurdo, quien esto escribe, venir a proponernos ahora coaliciones y consensos quien nunca los mencionó cuando lideraba la paz de La Habana. Ridículo presentarse como candidato con los Acuerdos del Teatro Colón como su programa de gobierno. Inocultable, el señor De la Calle también sería el candidato del partido de las Farc.

Infantil considerarse como el gran intérprete de las ideas liberales tras sus concesiones a un partido político que se reconoce así mismo como marxista. Mi conclusión: encuentro muy razonable la respuesta fría del liberalismo ante la precandidatura de De la Calle.

Tanto el Partido Liberal como el Conservador ya se suicidaron y están descuartizados. El verdadero problema del país radica ahora en conformar una coalición diferente a la De la Calle para elegir un presidente que implemente los Acuerdos sin expropiaciones retrógradas, sin reformas políticas sesgadas en favor de las Farc, sin la impunidad absoluta de la Ley de Amnistía y la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con erradicación de los cultivos de coca…

No sé si la coalición que tanto teme De la Calle resulte ser la salvadora de la caótica situación actual, me refiero a la coalición entre Álvaro Uribe y Germán Vargas

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

La mentira del libre comercio

Manipulación de la moneda china

Hambre pavorosa en Venezuela

“Seis comandantes se destapan… y hablan”

“El empresario: el lobo que hay que abatir”