Por: Mario Fernando Prado
Sirirí

La propuesta de Caicedo Ferrer

La Cámara Colombiana de la Infraestructura es uno de los gremios más influyentes de este país. Su presidente —exalcalde de Bogotá, exministro de Trabajo y expresidente de Fenalco y de Asocámaras— lleva más de 40 años en la difícil tarea de poner de acuerdo a los sectores público y privado, unas veces en la orilla del uno y muchas en la del otro.

Todo lo anterior, para avalar la seriedad de su reciente propuesta —que sería la salida más expedita y casi que única— para lograr terminar unas obras viales que le urgen a nuestro país y que no ha sido posible acabar, cuyos costos aumentan cada día, haciéndolas cada vez más inviables.

Me refiero a los corredores de la costa Pacífica (Calarcá-La Paila y Buga-Buenaventura), de la costa Atlántica (doble calzada entre la ye de Ciénaga-Barranquilla y Villeta-Guaduas) y la salida al mar (Medellín-Turbo), cuyo costo total es de $8,4 billones.

Pues bien, como el actual Gobierno ha contemplado la venta de activos para financiar buena parte del Plan de Desarrollo, entre los que se ha previsto un 8 % de Ecopetrol por cerca de $10 billones, ahí estarían los recursos para que algunas de estas obras no sigan siendo una vergüenza de la infraestructura vial de Colombia.

En el caso de la carretera nacional que llega al Pacífico —que lleva casi 20 años en un penoso calvario y cada presidente jura sobre mármol que la va a concluir—, le faltan $2 billones que no hay de dónde sacarlos y al paso que vamos si acaso se terminaría en el 2025, cuando ya muchos tramos estarían totalmente deteriorados.

Al parecer hay un buen ambiente en los círculos del Minhacienda y un guiño por los lados del Palacio de Nariño. A su vez, los gremios —no solo los del Valle sino también los nacionales, porque esta es una vía, repito, para todo el país— han expresado su beneplácito ante esta iniciativa que ojalá se cristalice y llegue a buen puerto de una vez por todas.

P. D. El bloqueo de la carretera Panamericana es un chantaje de la peor calaña, curiosamente, a unos pocos días del evento más importante del Cauca, como es la celebración de la Semana Santa en Popayán.

844982

2019-03-15T00:00:51-05:00

column

2019-03-15T00:15:02-05:00

[email protected]

none

La propuesta de Caicedo Ferrer

30

2272

2302

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado

Cuando la autoridad vale huevo

¿Vuelve el Eln a Cali?

El reguetonero verdulero

Cali, 483 años y sin policías

Más sobre el dragado de Buenaventura