Por: Manuel Drezner

La reapertura del Colón

Es bueno que después de tanto tiempo, por fin haya sido reabierto el Teatro Colón.

Su director es Manuel Álvarez, que me consta que es persona que no solo es conocedora, sino que también es de criterio y eso es un buen augurio para el futuro del Teatro. El Colón es un teatro insignia de la capital y su cierre por tanto tiempo fue algo lamentable, pero ahora que anuncia que dejará de ser teatro de alquiler y que tendrá programación propia, permite esperar que sus puertas estarán abiertas en forma continua y lo que he visto sobre lo prometido para el inmediato futuro es interesante.

Es lamentable que no se haya hecho nada sobre la sugerencia que se hizo a su debido tiempo de eliminar las divisiones entre los palcos y además crear en ellos graderías. Eso hubiera permitido al pobre espectador a quien le tocó sentarse atrás poder ver lo que pasa sobre el escenario. No hay que olvidar que una gran mayoría de los palcos son perpendiculares al escenario y eso quiere decir que hay aproximadamente un centenar de puestos en ellos sin visibilidad.

Además, los serios estudios acústicos que se hicieron a su debido tiempo demostraron que esas divisiones creaban lo que se llama cajas negras, que absorben el sonido y dañan la acústica del teatro. Lo malo es que una directora que no sabía mucho de esas cosas afirmó que esas divisiones eran tradicionales (lo que sea que esto signifique) y mató la idea. Esta hubiera tenido el beneficio adicional de que hubiera permitido aumentar el aforo del teatro, pero como decía Schiller, los mismos dioses no pueden hacer nada ante la estupidez humana.

No sé si en una futura remodelación esto se pueda hacer y entonces igualmente se podría eliminar, como se hizo en el pasado, el corredor central de la luneta, que hace que las mejores posiciones de esta no estén ocupadas por asientos.

De todas formas, que el Teatro Colón nuevamente esté abierto es una gran noticia y además algo excelente para quienes hicimos nuestros primeros pinitos en las artes escénicas y en la música en ese lugar. Que además se nos prometa una programación atractiva que incluye concierto del Giardino armonico además de una importación del Teatro de la Zarzuela de Madrid con un intrigante doble que incluirá una ópera y una zarzuela sobre el tema de los payasos. Habrá también una buena dosis con grupos teatrales nacionales, lo cual es bienvenido, o sea que los bogotanos tendrán un nuevo lugar para gozar de una programación variada y que tiene mucho de interés.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

La Orquesta de Cámara de Ginebra

México y su compañía de danza, y Kholodenko

Bach por Stuttgart, y la Filarmónica

Películas fuera de listas

Música moderna en Bogotá