Por: Columnista invitado

La tendencia de jugar con dos volantes de recuperación

El juego de este viernes ante Argentina es un reto para el técnico de la selección Colombia por la ausencia de jugadores de suma relevancia en su sistema táctico como Carlos Alberto Sánchez y Edwin Valencia, uno por sanción y otro por lesión, respectivamente.

Tanto Sánchez como Valencia le habían dado solidez al medio campo con su recuperación y salida gracias a la transición rápida que hacían de defensa a ataque.

A estas bajas se le suman Abel Aguilar y Fredy Guarín, hombres con mucho recorrido internacional que habrían aportado bastante en esa zona media, pero que por lesiones no estuvieron en este ciclo de Copa América de Chile 2015.

El que sí está a la orden de Pékerman es Alexander Mejía y quien ha respondido bien en las veces que lo ha necesitado el técnico. Sin embargo, la experiencia nos dicta que no será un solo hombre el encargado de cortar y conectar en el terreno de juego.

En el amistoso entre Brasil y Colombia, jugado en septiembre del año pasado, Camilo Zúñiga abandonó su posición de lateral para ir a jugar al lado de Carlos Sánchez durante unos 20 minutos, ya que Juan Guillermo Cuadrado fue expulsado.

Lo que nos deja ese partido es que la tendencia de Pékerman es tener dos jugadores con un perfil similar de característica futbolística, más defensivos y que recorran ordenadamente esos terrenos de la mitad de la cancha para cortar los circuitos del rival.

Puede ser una interesante alternativa Alexander Mejía con Pedro Franco al lado, quien jugó con Millonarios varios compromisos en esa posición, aunque no oculto que me gusta el 4-1-4-1 si sabemos retroceder bien. Si uno no puede defender con cinco, está fregado.

*JAVIER HERNÁNDEZ BONNET, GOL CARACOL

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de %2

Los mendigos del mar

Asesinato de un periodista

Bolsonaro: tan lejos, tan cerca

El país capaz de todo lo malo