Por: Felipe Zuleta Lleras

La tenia del régimen

Por qué le sorprendieron al director de la revista Semana, Alejandro Santos, las declaraciones de José Obdulio Gaviria cuando éste comparó a Semana con Anncol?

Olvida Santos que José Obdulio aprendió el oficio de dinamitar gracias a su cercanía con su primo y maestro Pablo Escobar, sólo que aquél lo hacía con explosivos y éste lo hace con sus verborragia delirante y putrefacta.

El Sr. Gaviria es un experto en el arte del “character assassination”, es decir, en los ataques verbales con la finalidad de acabar con la reputación de alguien. Por supuesto que Pablo Escobar combatía contra el Estado, en tanto que su primo despacha desde la casa de los presidentes, cobijado con un contrato del PNUD, torciéndole así el pescuezo a la ley de tal manera que sus actuaciones no puedan ser revisadas por las autoridades. Y el hecho de estar por encima de la ley lo vuelve intocable, por lo que se puede dar el lujo de hacer y decir todo lo que se le dé la gana.

El talante joseobdulesco que caracteriza al régimen y a sus colaboradores es el que hace que los ciudadanos percibamos un estado patológico de mitomanía permanente ejercida desde la Presidencia.

Y es que, como dice el columnista Ramiro Bejarano, este gobierno no da explicaciones sino que tiene coartadas. Y por eso es que los temas se enredan, porque la verdad sobre todas las argucias que se traman en Palacio acaba sabiéndose así el primo de Pablo trate de cambiar la agenda.

El primo de Pablo es para el régimen como un helminto para el organismo, que sin sentirse demasiado, produce dolor de estómago. Sólo que el primo de Pablo cautiva el morbo de los periodistas, quienes lo entrevistan como en los ochentas y noventas entrevistábamos a Escobar, a Rodríguez Gacha, a Popeye o al Mugre. La diferencia es que en aquella época nos tocaba buscarlos en sus guaridas y en cambio ahora lo único que hay que hacer es llamar al conmutador de Presidencia.

Me divierten mucho las entrevistas del primo de Pablo, porque nadie cree los enredos gramaticales con que habla, pero me conmueve que al final del día el país en manos de Uribe acabará recordado por tres cosas: la seguridad democrática, las constantes contradicciones en el tema de las Farc y, por supuesto, los vínculos del jefe del Estado con el cartel de Medellín y sus allegados. Y si no me creen entren a Google y busquen: “Álvaro Uribe, Mafia, Escobar”, y verán cómo será recordado este gobierno por las futuras generaciones.

Finalmente, varias personas me han escrito para que les confirme si uno de los sujetos que aparecen en la foto de la página 127 del libro The Memory of Pablo Escobar es José Obdulio Gaviria. Les debo decir que por fortuna no tuve la oportunidad de ver al primo de Pablo en sus años mozos, así que aunque se parece al de la foto, no puedo asegurar que se trate del primo. Pero, ¿acaso se necesitan más pruebas?

Felipezuleta.blogspot.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

No se meta con la loca

Estudien, vagos

La legalización de la marihuana

Corrupción en la agenda

Populismo barato