La tentación

Noticias destacadas de Opinión

En este 2020, la Federación Colombiana de Fútbol debe responder por la realización de tres eventos, bajo vigilancia de la Conmebol: el torneo Preolímpico, la Copa América y los ocho juegos de la eliminatoria mundialista. Son, mal contados, más de 50 juegos. Como en el cuento del queso y el ratón, nunca antes se juntaron tantos torneos en un año, para hacer “ochas y panochas”.

Supongo que los operadores para la venta de boletas al público tienen que ser elegidos con argumentos sólidos, limpios y transparentes, por lo ocurrido y ya juzgado por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Es obvio que tanto el Preolímpico como la Copa América son del resorte de la Conmebol, y será ella la que escoja el modus operandi del asunto. La gran tentación para la reventa recae en los partidos de la selección de mayores en el camino a Catar 2022.

Colfútbol es bipolar. Para unos casos, exención de impuestos; por ejemplo, admite ser entidad de interés público por el aporte a la distracción del público-hincha. Para otros, es entidad privada y respaldada por su papá, la FIFA; eso al menos responden cuando quieren conocerse sus balances y ejecutorias.

Es preciso que su presidente, Ramón Jesurún, avise a través de medios impresos cómo son o fueron los caminos para la adjudicación de derechos para venta de boletería. Es lo que se espera, invocando a la trasparencia.

La tentación es grande, más cuando ahora manejan términos como “comisiones de éxitos”, “ bonos”, etc. Las multas que supuestamente aplicarían a los integrantes del Comité Ejecutivo, por lo del Mundial anterior en cuanto a dineros-golondrina, no deben ser de gran preocupación. Ellos saben que tienen todas las argucias jurídicas para dilatar la sentencia o, en el último caso, no pagarían, tal como sucede en el sector público, en el que las personas deben, aceptan, pero no pagan. Es lo que finalmente llaman “saludo a la bandera”.

Ojalá, cuando ya comience el Preolímpico, alguien me cuente quién responderá por la boletería en el Eje Cafetero: ¿la Conmebol, una empresa asiática o la Federación?

El diablo acecha, la tentación es enorme y varios, como el ratón, quieren queso.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.