Por: Columnista DATAiFX

La trampa de la intervención

La moneda colombiana continúa siendo la más apreciada del mundo (8,92%), y el Banco de la República, mediante las compras de dólares (US$1.960 millones a junio), batalla por frenar este movimiento y mitigar el efecto sobre los exportadores y la economía.

Esfuerzos parecidos ha hecho el Banco de Perú y medidas decisivas ha tomado el Banco de Brasil, aquejados por el mismo mal, pero con resultados más satisfactorios.

Se ha mencionado recientemente la posibilidad de que el Emisor haga una compra más agresiva (aumente de US$20 millones a US$40 millones diarios). No obstante, compras más fuertes podrían generar en el mediano plazo la denominada “trampa de la intervención” si no son esterilizadas, debido al aumento de liquidez en la economía. Pero dicha esterilización tiene un límite natural, y sobrepasarlo podría conducir a una mayor inflación que resulte en incrementos de tasas, lo que terminaría generando una mayor entrada de flujos y por ende mayor apreciación.

Aunque hay que contemplar instrumentos para ubicar la tasa de cambio en un nivel más adecuado, se debe ser cauteloso a la hora de implementar cualquier tipo de medida para que el “remedio no sea peor que la enfermedad”. Tal vez lo más prudente, bajo el nublado panorama, sea confiar en el efecto a mediano plazo de lo que hasta ahora se ha venido haciendo (compras de US$20 millones), para evitar caer en un círculo vicioso que desestabilice los precios de la economía, teniendo en cuenta que a nivel internacional se cuenta con abundante liquidez tras los estímulos monetarios, y no somos ajenos a los coletazos.

* Analista de Corredores Asociados.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista DATAiFX

Emergentes: Lecciones de 2013

Emergentes: dilemas, pecados y refugios

Prosigue el 'Efecto Fed'

Banrep y la economía