Por: Cartas de los lectores

La Universidad del Valle elige rector

El más importante proyecto de región es la Universidad del Valle, que partió la historia del departamento en dos.

La universidad ha sido un factor de inclusión social. Como entidad pública ha permitido el estudio a la población de los sectores populares, con las sedes se hizo accesible a los más pobres en lo que puede ser el proyecto más innovador del país al ser también la pionera en llevar la universidad a las regiones, hasta el punto que el 90 % de sus estudiantes en las sedes corresponde a los estratos 1, 2 y 3. Sumado a lo anterior, ha promovido la vinculación académica de sus profesionales a la docencia universitaria, contribuyendo a la creación de masa crítica en las localidades. Sus egresados son los intelectuales y dirigentes de los sectores privado y público, han asumido el desarrollo del territorio, han impulsado la cultura y fortalecido la vallecaucanidad. Hemos perdido la capacidad de sorprendernos.

Esta institución está en proceso de elección del rector, que por la condición y calidad de la universidad debe ser un ejemplo de meritocracia. Sí, se debe elegir al mejor en términos de capacidades, visión y confianza de proyectar a la universidad como institución de clase mundial; debe garantizar en la gestión transparencia y la participación de la comunidad académica.

Sus estamentos, liderados por el Consejo Superior, tienen la inmensa responsabilidad de elegir al mejor en términos del proyecto rectoral, de capacidad gerencial, de liderazgo, de reconocimiento y visión de región.

Hoy el reto es mayor al corresponderle llevar a la universidad la proyección de clase mundial y jalonar el desarrollo del departamento y del Pacífico a la posición de avanzada para superar los obstáculos que han limitado su desarrollo a lugares de primer orden en el país, por sus competencias, sus recursos naturales, sus capacidades, talento humano y su posición geoestratégica.

Del rector se espera que sea garantía de proyectar la universidad al futuro, que significa avanzar en la investigación, garantizar ampliación y variación de la oferta, consolidar el nivel doctoral, completar el proceso de regionalización, mejorar la situación financiera y ampliar el bienestar social para los estudiantes más pobres.

Será entonces la comunidad universitaria: los profesores, estudiantes, egresados, y hay que pensar en los profesores jubilados, que también tienen para aportar: todos tienen la responsabilidad social y política de expresarse y de apoyar al que consideren el mejor. Tiene el Consejo Superior la responsabilidad con la región de escoger al mejor para conducir al mayor patrimonio del departamento.  

Jesús Glay Mejía N.

Envíe sus cartas a [email protected].

877761

2019-08-26T00:00:24-05:00

column

2019-08-26T00:15:01-05:00

[email protected]

none

La Universidad del Valle elige rector

37

2866

2903

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

¿Menos sueldo para los jóvenes?

Tres cartas de los lectores

Editorial mezquino