Las caras de la protesta

Noticias destacadas de Opinión

Buena parte del mundo está en la calle, protestando. Casi podría decirse que una mitad protesta y la otra mitad protesta contra los que protestan. Esto, que puede parecer una caricatura, se ve patente en el caso de Bolivia: las protestas callejeras sacaron del poder a Evo Morales; y ahora las protestas en la calle contra quienes sacaron a Evo Morales del poder hacen muy difícil que se constituya un nuevo gobierno.

Esta semana, en el atrio de la estación de Sants, en Barcelona, vi algo muy parecido: un grupo de unos 200 separatistas protestaba con el puño en alto (“¡fuera las fuerzas franquistas de ocupación!”, gritaban), y al frente otro grupo numeroso de anticatalanistas se les enfrentaban también en catalán, con gritos mucho más banales y prácticos: “¡por culpa de vosotros voy a perder el tren!” e incluso “¡por culpa tuya no puedo mear!” (en palabras de un señor muy viejo) a lo cual los nacionalistas contestaban: “¡pues méate en los pantalones!”.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.