Por: Luis I. Sandoval M.

Las Farc y la cultura

En sentido muy amplio cultura puede ser todo lo humano, todo lo que hombres y mujeres hacemos en nuestra condición de seres humanos. Pero en sentido más restringido cultura sería toda creación plástica que expresa lo humano. Tan elemental pero fundamental concepto permite identificar manifestaciones culturales en grupos humanos, comunidades, generaciones o sociedades enteras, sean favorables o adversas las condiciones. 

Pues el sábado pasado (12 de agosto) me he llevado una gran sorpresa cuando las Farc, a pocos días de convertirse en partido político legal, realizan una exposición pictórica con obras de Jesús Santrich,  Maya Luzo e Inty Maleywa, los dos primeros invidentes. No pude dejar de exclamar ¡qué maravilla!  

Pero es que Santrich, Seuxis Hernández su nombre original, además de pintor es escritor y músico. Le escuché tocar la flauta por unos minutos. De su autoría es el libro Una prosa de amor para ella que acaba de publicar la Universidad Autónoma con presentación de la profesora Lilia Solano.        

El libro contiene composiciones en verso y en prosa de Santrich, entre las cuales se intercalan ilustraciones a todo color de pinturas del mismo autor. Canta y escribe sobre Cuba, La Habana, la Resistencia, los Personajes y figuras emblemáticos de la insurgencia fariana. Para que lectores y lectoras se formen una idea transcribo el soneto-acróstico dedicado a Fidel:

Fidel ilumina desde la aurora

Invicto levantando la bandera 

De la sagrada causa guerrillera 

Escrita con sangre esperanzadora;

Liturgia rebelde liberadora

Convertida en albor de primavera

Al momento mismo que en la trinchera 

Sonríele a nuestra Cuba y la enamora.

Tomando de Martí su pensamiento

Resume entre sus manos el decoro 

Odas de conciencia que lanza al viento 

Redoblando el valor que es un tesoro 

Un manto de amor y conocimiento

Zurcido por un pueblo que es de oro”.

Estando en la exposición me di a la tarea de indagar más sobre el insólito mundo cultural de las Farc que no conocía y que el país no conoce. Digo insólito porque no es tan normal ni tan fácil que en medio de los avatares de una guerra asimétrica y despiadada se encuentren hombres y mujeres músicos, escritores, novelistas, ensayistas, poetas, escultores, fotógrafos, gente que practica la danza y hace teatro. 

Subió mi asombro con lo que allí mismo me contó otro guerrillero, Martín Batalla, proveniente del Frente 36 del Bloque Caribe, acerca del censo sobre la fuerza artística de las Farc-EP. 

Martín Batalla, cantor de reggae, junto con Inty Maleywa, pintora, y Black Esteban, rapero, visitaron una por una las 26 zonas veredales donde está acampamentada la guerrillerada e hicieron el censo. Este juicioso ejercicio ha permitido formular una política de desarrollo cultural que será sancionada por el congreso partidario a fin de agosto. Pero algo que está dando ya los primeros pasos es la Red Nacional Cultural —RENACE— creada para darle impulso a todas las actividades artísticas y culturales.  Por supuesto me dieron numerosos nombres de quienes hacen cultura dentro del movimiento fariano, a quienes lamento, por espacio, no poder nombrar. 

Las Farc-EP lanzaron varios libros de su cosecha en la pasada feria. Para mí todo esto ha sido un descubrimiento. Me alegra constatar que en medio de los excesos bélicos, y de una implacable propaganda negra, las Farc-EP no solo conservaron el carácter político, sino que fueron capaces de cultivar aspectos culturales importantes. Todo el país ganará con el valioso aporte cultural del movimiento fariano, ahora volcado a la aventura de construcción de paz estable y duradera.    

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis I. Sandoval M.

Política envilecida: paz burlada…

Duque se reafirma: no a la aventura militar

¡Bien, presidente Duque!

Botero y Almagro: inauditas declaraciones