Por: Óscar Sevillano

Las incoherencias de Claudia López

Es cierto que no hay nada más incoherente que la política en Colombia y que, en medio de la búsqueda de votos en un proceso electoral, sus protagonistas olvidan su pasado y dan declaraciones mostrándose como si nunca hubiesen estado relacionados o de acuerdo con algún hecho o personaje que por alguna razón es centro de polémicas o no goza de buena aceptación. Lo que sí sorprende es que quien tanto ha criticado y señalado a muchos por esta manera de proceder resulte ahora actuando de manera similar. Hablo de la candidata por la Alianza Verde a la Alcaldía Mayor de Bogotá, Claudia López.

Para nadie es un secreto que Claudia López ascendió en su vida laboral en la función pública de la mano de Enrique Peñalosa durante su primera alcaldía en Bogotá, quien la nombró como directora de Acción Comunal —hoy Idpac— y más adelante la eligió para que ocupara el cargo de alcaldesa local de Santa Fe. Lo que quiere decir que la hoy candidata en su estreno como funcionaria pública participó y defendió el modelo de ciudad del burgomaestre, el mismo que hoy ataca de manera inclemente cada vez que tiene en frente una cámara y un micrófono.

Como directora de lo que hoy se conoce como Idpac, Claudia López defendió la gestión social y de participación ciudadana desde la base que se ejecutó durante la primera administración de Peñalosa, y como alcaldesa local de Santa Fe fue partícipe de decisiones de gobierno como la intervención de la Calle del Cartucho y la recuperación del espacio público en el sector de San Victorino, por ejemplo. Todo esto correspondió a un modelo de ciudad que una vez más se está trabajando y que ella ataca.

¿Es que acaso Claudia López en el pasado ayudó a implementar un modelo de ciudad con el que no comulgaba? ¿Cómo le hizo para trabajarlo sin darse cuenta de que no le gustaba? Lo anterior suena difícil de creer. Quienes conocemos a la excongresista sabemos que ella no hace nada si no está convencida de que en realidad quiere y le gusta.

Es por esto que resulta bastante extraño que se vean mensajes en su cuenta de Twitter elevando fuertes críticas a la actual administración, donde también señala a algunos candidatos de ser su continuidad, esto por la cercanía que en el pasado tuvieron con el burgomaestre, llamándolos “señoritos peñalosistas”. ¿Se le olvidó que ella también pertenece a este club de aspirantes a la Alcaldía que han trabajado con Enrique Peñalosa y que han defendido su gestión?

Sorprende también la idea de Claudia de no ejecutar la construcción de Transmilenio por la Séptima, en el caso de que no se logre su adjudicación en lo que falta de esta alcaldía. Y sorprende porque la bancada de la Alianza Verde en el Concejo de Bogotá, con excepción del entonces concejal y hoy senador Antonio Sanguino, le dio la bendición a este proyecto. ¿Es esta una especie de oposición que hace la candidata a su partido en Bogotá?

Lo anterior lo digo porque son varios los proyectos de acuerdo de iniciativa de la Administración Distrital que fueron votados positivamente por la Alianza Verde, con el voto negativo en algunas ocasiones de la concejal María Fernanda Rojas. Tenemos por ejemplos el de valorización, la enajenación de acciones de la Empresa de Energía de Bogotá en Isagén, la reorganización del sector salud en Bogotá, etc.

¿Será que Claudia López no está en sintonía con su bancada en el Concejo de Bogotá? ¿Cómo le va a explicar a los bogotanos que mientras ella se opone a Transmilenio por la Séptima su bancada lo apoya en el Concejo? Pero, sobre todo, ¿cómo entender que mientras la mayor parte de los concejales de la Alianza Verde, a juzgar por sus votaciones en el cabildo distrital, se muestran como peñalosistas, la candidata de la Alianza Verde ahora posa de antipeñalosista? ¿Cómo harán cuando deban hacer declaraciones conjuntas?

En el pasado Claudia López era abiertamente peñalosista. Lo fue en el 2007 cuando el hoy burgomaestre fue derrotado por Samuel Moreno; lo fue también en el 2010 cuando Peñalosa aspira a la Presidencia y participa en una consulta con Antanas Mockus y Lucho Garzón, proceso político que dio origen al Partido Verde —hoy Alianza Verde—. Lo fue en 2011, cuando el actual alcalde mayor fue derrotado por Gustavo Petro, y fue también peñalosista en la campaña de 2014, cuando hizo parte del grupo de asesores del entonces candidato a la Presidencia por la Alianza Verde, Enrique Peñalosa. Hoy, extrañamente, Claudia López luce como antipeñalosista.

Dicen que la política es dinámica y veo que Claudia López no solo lo aprendió, sino que además implementa la frase con total perfección y dinamismo.

863412

2019-05-30T00:00:02-05:00

column

2019-05-30T00:15:01-05:00

jrincon_1275

none

Las incoherencias de Claudia López

35

4976

5011

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Sevillano

Falta autoridad estatal en las cárceles

Prohibido pensar mal de Uribe

El robo de celulares, un asunto de todos

¿Y ahora quién podrá defendernos?

Así no es la cosa, señores policías